El juego es esencial para el desarrollo de los niños. El juego libre ayuda a desarrollar la imaginación y la creatividad. Los juegos de construcción estimulan la motricidad fina y la coordinación y promueven el desarrollo de muchas habilidades cognitivas. Los juegos de mesa, que por definición se juegan en grupo, con amigos o en familia, tienen otras cualidades beneficiosas para el desarrollo de los niños. En particular, ayudan a reforzar los vínculos sociales o familiares, ¡y mucho más! Descubramos juntos los beneficios de los juegos de mesa y por qué es importante jugar en familia.

Una herramienta de aprendizaje divertida

Los juegos de mesa tienen muchas cualidades educativas. ¡Nos enseñan a aprender!

Los juegos de mesa, a través de las interacciones que generan, nos permiten comunicarnos. Nos enseñan códigos sociales para convivir mejor. Nos enseñan a respetar las instrucciones, empezando por las necesarias para el buen funcionamiento del juego. Es importante esperar su turno y respetar el de los demás. Nos enseñan la comprensión y la paciencia. También ponen a prueba nuestras emociones. Reír, gritar, entusiasmarse, oponerse, refunfuñar… El juego de mesa fomenta la expresión de las emociones y nos invita a domarlas.

 

jugar en familia a juegos de mesa

>> Descubre: «Ideas de actividades en verano entre hermanos»

 

Los juegos de mesa también son muy populares entre los especialistas. Logopedas, ortopedas, psicomotricistas y terapeutas ocupacionales los utilizan como herramienta de trabajo diario. Ayudan a desarrollar habilidades específicas:

  • La motricidad fina, gracias a la manipulación de las piezas del juego, peones, dados, cartas…
  • La lengua, la capacidad de expresarse
  • Lógica
  • Memoria

>> Juegos para educar a la diversidad

 

Los juegos con reglas movilizan muchas habilidades para lograr el objetivo definido por el juego:

  • Comunicación: expresarse ante los demás, escuchar a otros jugadores, hacerse entender…
  • Concentración: entender las reglas del juego, estar atento al juego de los demás participantes, seguir los pasos del juego…
  • Cooperación y espíritu de equipo cuando se necesitan varios jugadores para progresar. Los niños aprenden a ayudarse mutuamente para alcanzar el objetivo fijado por el juego.
  • Perseverancia
  • Toma de decisiones
  • Paciencia: esperar su turno, adaptarse al ritmo de los participantes…

>> Para saber más, lee nuestro artículo sobre juegos al aire libre para familias

 

Reforzar los lazos familiares

Los juegos de mesa reúnen a toda la familia. Jugar en familia significa jugar con los hermanos, los padres y los abuelos. Las relaciones intergeneracionales favorecen los vínculos y la transmisión.
Los mayores transmiten sus conocimientos y el respeto a la autoridad, a veces. Los abuelos transmiten valores esenciales, como el sentido de la familia, la honestidad y la tolerancia. Estos momentos de intercambio intergeneracional ofrecen muchas alegrías y permiten, por ejemplo, crear recuerdos. Pero también los rituales familiares, que son muy importantes para construir los puntos de referencia de uno.

Evidentemente, todo esto sólo es posible si los padres o familiares disfrutan realmente del juego. El deseo de jugar debe ser real y sincero. Por otro lado, no se trata de dejar que tu hijo gane, ya que pronto se dará cuenta de ello. Los falsos éxitos pueden tener el efecto contrario al deseado y, en última instancia, pueden desvalorizar a su hijo.

Una ilustración de un niño jugando a un juego de mesa con sus abuelos

>> Saber más : 20 retos para hacer en familia

¿Qué juego de mesa debería elegir para su familia?

Para pasar un buen rato, es importante encontrar un juego que se adapte al mayor número de personas posible. No todos tienen los mismos intereses y las diferencias de edad también pueden limitar las opciones. Cuando hay una gran diferencia de edad entre los jugadores, es mejor elegir juegos que sean adecuados para el jugador más joven. Se sorprenderá al darse cuenta de que, incluso como adulto, aprenderás mucho sobre sí mismo y sobre tu hijo.

Cuando tu hijo sea capaz de concentrarse y entender las reglas de un juego sencillo, se le pueden ofrecer juegos cooperativos. Son ideales para iniciarse en los juegos de mesa sin introducir la competencia. Ayudan a desarrollar el espíritu de equipo y la gestión emocional. Más adelante, cuando tu hijo haya aprendido a leer, será más independiente y, por tanto, podrá leer las instrucciones. A continuación, pueden empezar a jugar a juegos de estrategia.

Si es necesario, no dudes en modificar las reglas del juego para adaptarlas a su madurez intelectual y emocional.

>> Descubre nuestra selección de juegos para todas las generaciones

 

El verano es un buen momento para jugar con la familia y los amigos. ¿Cuál es tu juego favorito? ¿Cuáles son tus recuerdos favoritos de un juego de mesa? Comparte con nosotros en comentarios.

 

 

 

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram

[instagram-feed]