Muchas familias hacen todo lo posible para evitar o hacer desaparecer las estereotipias de sus hijos. Ya sean aleteos de manos, saltos, balanceos… que llegan sin avisar y que no consiguen comprender. Ante una situación como ésta, la pregunta recurrente es ¿por qué mi hijo hace esto? En este artículo os explicamos el origen y significado de las esterotipias en los niños TEA.

 

¿Qué son las estereotipias?

Las  estereotipias o también llamadas “stimming” (movimiento repetitivo) son habituales en personas con trastornos del espectro del autismo (TEA) como medio para calmarse o expresar su alegría. En general las personas TEA tienen una sensibilidad más acentuada,  y en muchas ocasiones es la frustración que habla a través de este comportamiento ante una situación que no comprende o una imposibilidad de comunicarse: Todo ello puede originar reacciones como la rabieta o la estereotipia, aunque también nos podemos encontrar con auto-lesiones, ecolalias, o auto-estimulaciones.

Las estereotipias son repetitivas y se trata de comportamientos tipificados que no parecen servir para ninguna otra función que la gratificación sensorial. Cualquier movimiento repetitivo o “stimming” (como balancearse o aletear manos) hace que la mente se “bloquee” ante los estímulos externos, lo que les proporciona sensación de control, placer y relajación.

>> Leer más: Moda y necesidades sensoriales

Estereotipias y autoestimulación

Automutilación, estereotipos, autoestimulación, enfado o violencia son trastornos del comportamiento que pueden o no desaparecer. Estos problemas de comportamiento pueden tener diferentes orígenes; significar una incomprensión, expresar un bienestar, estimulación sensorial, expresar un ruido o luz que molesta, aburrimiento…

Las estereotipias pueden ser de dos formas:

  • En relación con el cuerpo: gritos, balanceos, palabras…
  • En relación con un objeto: agitar un cordón, romper un papel…

Consideradas igualmente como un «comportamiento de lenguaje» es importante estudiar el contexto, el lugar y las horas en las que esa estereotipia aparece para descodificarlas. Ya que un mismo gesto puede tener diferentes significaciones. Por ejemplo: «Imaginemos un comportamiento repetitivo, estereotipado: hacer girar los objetos en el suelo (es la forma de comportamiento, se repite regularmente). Pero la función de este comportamiento es diferente. Para algunos niños puede ser la manera de que vayamos a interesarnos (búsqueda de atención), para otros será para evitar hacer ejercicios (escape) y para otros para crear estimulaciones visuales. Solo en este último caso podemos hablar de comportamiento de auto estimulación».

 

>> Saber más: Trucos para prevenir y calmar las crisis de niños con autismo

 

Ayudas para trabajar las estereotipias

El verdadero desafío de las esterotipias es dar sentido a este lenguaje, y de otro lado encontrar alternativas a algunos gestos junto a la visita médica para determinar una solución para el posible dolor físico. El objetivo no será de parar inmediatamente el comportamiento sino introducir poco a poco alternativas introduciendo materiales en las actividades del niño.

Aquí os presentamos algunos materiales o juegos para niños con TEA o autismo para ayudarle a gestionar sus comportamientos y estereotipos diarios.

 

Casco anti-ruido
Cojín Dynair
Manta con lastre
Chaqueta con lastre
Collar mordedor ARK
Gato con lastre
Spinner gráfico
Camiseta compresión
Almohada de bolitas

 

>> Saber más: Squease: ¡la ropa para la autorregulación que simplifica la vida!

 

¿Tienes alguna experiencia que quieras contarnos? O quizás un método ingenioso para el control de las emociones del niño. ¡Cuéntamos!

 

 

 

 

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram