No es ningún secreto que los trastornos del comportamiento y el autismo suelen ir de la mano. Ante los diversos problemas de comunicación, los trastornos del procesamiento sensorial, la incapacidad de expresar o comprender las emociones, el insuficiente control de los impulsos y los problemas de autorregulación, el autismo puede parecer a veces una bomba de relojería. 

Como padres, a menudo nos sentimos impotentes ante los desafíos individuales de nuestros hijos. A menos que entendamos estos desafíos y encontremos juntos las estrategia adecuadas, es difícil no sentirse abrumado por estos trastornos, que pueden estar muy presentes en la vida del niño, pero también en la vida de la familia.

La buena noticia es que Internet está llena de consejos y trucos para desarrollar estrategias que reduzcan estos comportamientos, pero también para entender la raíz de las luchas que el niño está enfrentando. En este artículo, encontrará algunas de las estrategias más comunes para resolver algunos de los problemas de comportamiento en los niños con trastornos del espectro autista.

El autismo y tirarse del pelo

Encontrar las causas

¿Por qué el niño se tira del pelo? ¿Es una forma de llamar la atención de alguien o de expresar su ira? Observa su comportamiento durante un período de tiempo y busca las causas para poder abordar las razones subyacentes del tirón de pelo.

Utilizar el refuerzo positivo

Una vez que sepas por qué tu hijo se tira del pelo, puedes redirigirlo a algo más positivo. Por ejemplo, si tu hijo se tira del pelo para llamar la atención, enséñale a acariciar el brazo de la persona con la que quiere comunicarse. Una vez que tu hijo entienda el concepto, ignora el comportamiento negativo (tirarse del pelo) y enfatice el comportamiento positivo (palmadas en el brazo).

Guarda tu calma

Si tu hijo se tira del pelo, un movimiento brusco podría herirlo y causarle una pérdida de confianza en ti. Manten la calma, e intente aflojar la muñeca de tu hijo, manteniéndote firme pero tranquilo. Cuanto más calmado estés, mejor será tu intervención y evitarás lesiones involuntarias.

Ata o corta el pelo

Las trenzas, los moños, las coletas, son peinados eficaces para guardar el pelo recogido del niño y el tuyo. ¿O qué tal si acortamos el pelo? A veces los niños se tiran del pelo y no soportan que les aten el pelo o se queden quietos mientras se hacen un peinado. Aunque no es lo ideal, es una opción muy práctica, que ayuda a minimizar las lesiones que puede sufrir el niño al tirarse del pelo.

>> TEA: Llevar al niño al peluquero

Autisme et tirage de cheveux

El autismo y arañar

Guarda las uñas cortas

Si tu hijo tiene tendencia a arañar y lesionarse, asegúrate de mantener las uñas cortas. Si te resulta difícil cortarlas, haz un ritual para hacerlo después del baño, ya que las uñas son más suaves. Y si le asusta la vista de las tijeras o del cortaúñas o si tiene problemas sensoriales, elige una lima de uñas con un grano fuerte que le permita limar más rápido. También puedes distraerlo durante su manicura con su serie de tele favorita. Algunos padres  le cortan las uñas a su hijo… ¡mientras duermen!

>> Astucias para cortar las uñas

Minimiza la cantidad de piel al aire libre

Si tu hijo tiene tendencia a rascarse, intenta cubrir las partes de su cuerpo que podrían estar expuestas al aire y fomentar el rascado: mangas largas, pantalones o mallas.

Día tras día, trata de identificar las causas que pueden hacer que se rasque para poder identificar los desencadenantes. ¿Es un estereotipo, un medio de comunicación, una alergia? Una vez que hayas identificado lo que hay detrás del comportamiento de tu hijo, puedes poner en marcha un refuerzo positivo para recompensar el comportamiento adecuado y tratar cualquier condición de la piel.

L'autisme et le grattage

 El autismo y las comidas

Atención a las texturas

Si tu hijo evita ciertas texturas como purés, alimentos crujientes o blandos, puede tener problemas de procesamiento sensorial de los alimentos. Mantén un diario con los alimentos que tu hijo come fácilmente y los que le resultan más difíciles de comer, así como los que no puede comer en absoluto. Esto te permitirá clasificarlos y evitar los alimentos los que causan problemas .

Limita el picoteo entre las comidas

Limitar los bocadillos y bebidas azucaradas o calóricas entre las comidas permite a tu hijo experimentar esta sensación de hambre. Sin embargo, ten cuidado de no dejar demasiado tiempo entre comidas, ya que el hambre extrema puede tener un impacto negativo en el comportamiento, haciendo que sea aún menos probable que pruebe nuevos alimentos!

Privilegia los alimentosque prefiere

Si le das nuevos alimentos o alimentos que no le gustan, las comidas serán mucho más difíciles… Sin decir que siempre debes darle lo mismo, puedes variar las recetas y presentaciones de sus comidas favoritas. Una buena estrategia es ofrecer tres alimentos que le gusten a tu hijo y uno o dos alimentos para (re)descubrir. ¡Cuanto menos se sienta obligado a comer el niño, mejor!

Utiliza una vajilla adaptada

¿Conoces el Dinner Winner? Es una bandeja de comida diseñada como un juego, el objetivo es llegar a la meta donde una sorpresa que puede actuar como un refuerzo espera al niño bajo la tapa al final de la comida! ¡Una bandeja de comida original y efectiva! El plato Happy Mat también permite compartimentar la comida de forma lúdica para separar los sabores, y sobre todo, ¡no resbala!

L'autisme et les repas difficiles (alimentation)

El autismo y el sueño

Crea rutinas

Los estudios muestran que los niños necesitan estar en la cama a horas regulares. Si su hijo tiene problemas para dormirse y tiene problemas para dormir, es importante establecer rutinas que permitan a su hijo dormirse tranquilamente, pero también que lo calmen si se despierta por la noche. Intente acostar a su hijo a la misma hora y despiértelo a la misma hora también.

Hacer deporte

Una actividad física o deportiva no sólo te ayuda a dormir bien, sino que también te ayuda a dormir. Asegúrate de que tu hijo haya hecho suficiente ejercicio durante el día para que tenga una buena cantidad de fatiga para que pueda dormir más fácilmente.

Ten cuidado a la alimentación

Eliminar la cafeína y los azúcares refinados es una buena estrategia para mejorar el sueño. Si quieres ser menos drástico, puedes intentar limitarlos después de la cena para que tu hijo esté más tranquilo a la hora de acostarse.

Evita la estimulación sensorial

Si tu hijo es sensible a los estímulos sensoriales, como la luz, el ruido y ciertas texturas, intenta evitarlos durante unas horas antes de acostarse.
Coloca una cortina de oscuridad instantánea en las ventanas para mantener la habitación completamente oscura, incluso temporalmente durante el día.
¿Conoces nuestra lámpara de noche sonora? Con esta lámpara vas a viajar al corazón de la naturaleza. 4 ambientes sonoros posible: borde del mar, cascada/pájaro, noche de verano, bosque.
También asegúrate de que su pijama no tiene etiquetas y que sus sábanas sean cómodas y confortables. Puedes utilizar nuestras sábanas de compresión ideales para aportar un poco de estimulación propioceptiva para sentirse bien y dormirse más fácilmente.

Utiliza material para facilitar el sueño

Hay muchos productos que pueden ayudar a tu hijo a dormir mejor por la noche. Los productos con lastre proporcionan presión y entrada sensorial mientras activan la liberación de serotonina, lo que facilita el sueño.
¿Necesitan un punto de luz para tranquilizarlos? Las luces nocturnas son ideales para los niños que no quieren estar en la oscuridad. Con forma de cohete, una tortuga, de luna o de un unicornio, los calmarán con su suave y débil luz.

Autisme et sommeil

La agresividad en el autismo

Define un plan de seguridad

La agresión en un niño con autismo puede ser extremadamente difícil de manejar, y antes de que puedas lidiar con ella, necesitas tener un plan de «respaldo» establecido de antemano. Si tiene otros niños que pueden estar en peligro, debe encontrar la manera de ponerlos a salvo si es necesario. Ensayen la escena varias veces y decidan juntos una palabra segura para que sepan cuándo actuar.

Tener un plan de acción para garantizar la seguridad de toda la familia puede ayudar a minimizar el daño emocional a los hermanos en una situación de emergencia.

>> Trucos para prevenir las crisis

Busca las causas de su agresividad

Lleve un diario que te ayude a comprender las causas de la agresión que puede estar afectando a tu hijo. Una vez identificado, podrás ajustar el entorno. Observa su sueño, sus horas de sueño y de vigilia, su dieta, sus movimientos intestinales, los cambios de rutina que pueden ocurrir, si está enfermo, cansado, etc… Todas estas cosas pueden tener un impacto negativo en su comportamiento.

Identifica lo que provoca la agresividad

Una vez que hayas identificado los desencadenantes de su ira, puedes desarrollar estrategias para evitarlos: haz del sueño una prioridad; si está demasiado cansado y es probable que tenga una serie de ataques, manenlo en casa contigo y haz algo juntos que lo relaje; usa el Time Timer para fijar una hora antes de un cambio de actividad, y los pictogramas de Ideo Picto para visualizarlos; guarda siempre uana bolsa con material para evitar las crisis y tener la experiencia más cómoda posible mientras participa en las salidas familiares: cascos antiruido para la sobreestimulación auditiva, una manta o chaleco con lastre para calmarlo, plastilina, fidgets para ocupar las manos…

Utilizar el renforzador positivo

Los estudios tienden a sugerir que el refuerzo positivo es beneficioso para la regulación de las emociones y el comportamiento en niños con discapacidades de desarrollo. Los gráficos de comportamiento y recompensa pueden ser fabulosos motivadores cuando se usan adecuadamente. Establece objetivos diarios, semanales o mensuales. ¡Las posibilidades son infinitas! ¡Cada pequeño logro se convertirá rápidamente en una gran victoria!

Autisme et agressivité

Aprender la autorregulación

Hemos producido una serie de artículos sobre la autorregulación que te invitamos a leer, y que abordan varios temas:

Squase: la gama de ropa para autorregularse

Los comportamientos auto-estimulantes son movimientos repetitivos y estereotipados sin propósito aparente que se observan a menudo en niños con discapacidades de desarrollo, especialmente TEA, ¡pero para todos!

Autismo y trastornos de la alimentación

¿Sientes a veces un impulso irrefrenable de morder o mascar chicle? ¿Alguna vez has masticado las puntas de tus bolígrafos? ¿Morderte las uñas? Es un hecho, todos tenemos hábitos sensoriales más o menos importantes en nuestra vida diaria… Sin embargo, las particularidades sensoriales orales pueden ser mucho más importantes, especialmente en el autismo o la hipersensibilidad oral. Masticar, especialmente en momentos de estrés o ansiedad, puede ayudar al niño a calmarse, concentrarse y autorregularse.

Gama de mordedores

Ideas para calmarme en todos los sitios

 

La ciudad: sus ruidos, sus multitudes, sus estímulos… No es fácil enfrentarse a estas situaciones estresantes. Aún menos fácil si tu hijo es hipersensible o tiene un trastorno del espectro autista. En este artículo, te damos consejos sobre cómo preparar mejor sus salidas.

En lugar de centrarse en el comportamiento, intenta profundizar y comprender por qué se tira del pelo, se rasca, se niega a comer, se despierta varias veces por la noche o se derrumba varias veces al día. Esto llevará tiempo, pero una vez que entiendas el por qué, podrás ayudar a tu hijo.

 

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram

[instagram-feed]