Los Trastornos Generalizados del Desarrollo abarcan un amplio espectro de trastornos que se caracterizan por deficiencias graves y alteraciones en diversas áreas del desarrollo, como la interacción social, la comunicación, o en la existencia de comportamientos, intereses o aptitudes estereotipadas. En este artículo os explicamos los diferentes tipos que existen.

 

El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DMS) editado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (en inglés, American Psychiatric Association (APA), es un sistema de clasificación de los trastornos mentales que proporciona descripciones claras de las categorías. Este manual surgió con el fin de que los clínicos e investigadores de las ciencias de la salud puedan diagnosticar, estudiar e intercambiar información y tratar los distintos trastornos. La edición vigente es la quinta, conocida como DSM-5, y se publicó el 18 de mayo del 2013.

Según esta última edición dentro de los trastornos generalizados del desarrollo podemos encontrar:

  • Trastorno autista
  • Trastorno de Rett
  • Trastorno desintegrativo infantil
  • Trastorno de Asperger
  • Trastorno generalizado del desarrollo no especificado

1. Trastornos del espectro autista (TEA)

El autismo es un trastorno neurológico complejo que generalmente dura toda la vida. El autismo daña las capacidades de comunicación y ñas habilidades sociales. Se asocia a rutinas y comportamientos repetitivos y sus síntomas pueden oscilar desde leves hasta muy severos. Los trastornos del espectro autista se pueden diagnosticar formalmente a la edad de 3 años, aunque nuevas investigaciones están retrocediendo la edad de diagnóstico a 6 meses. Normalmente son los padres que identifican comportamientos «distintos» en su hijo o la incapacidad para alcanzar adecuadamente los hitos del desarrollo infantil.

>> Leer más: Autismo: indicadores de detección en Atención Temprana

 

2. Trastorno de Rett

La principal característica diferencial de este tipo de autismo es que se presenta casi con exclusividad en niñas y tiene carácter regresivo. Las personas afectadas sufren un proceso degenerativo y progresivo del sistema nervioso que se manifiesta en forma de alteraciones en la comunicación, la cognición y la motricidad (tanto fina como gruesa) alrededor de los 2 años. Estas niñas tienen un desarrollo psicomotor normal, al menos en apariencia, ya que incluso en el periodo asintómático, se produce una reducción del tono muscular (hipotonia).

>> Leer más: Kit de Sensibilización al Autismo

 

3. Trastorno desintegrativo infantil

Es también conocido como Síndrome de Heller. Se caracteriza porque tras los dos años primeros de vida, en que se produce un desarrollo normal, y antes de llegar a los 10, se produce una pérdida de las habilidades adquiridas y aparece la manifestación de los comportamientos típicos del Trastorno Autista:  deficiencias de las habilidades sociales, retraso mental, regresión profunda o pérdida completa del lenguaje,  deterioro de la comunicación e interacción sociales y de comportamiento adaptativo. Pérdida del control de esfínteres en muchos casos así como de la motricidad.

Aunque no existen muchos datos sobre este trastorno sabemos que es mucho menos frecuente que el Trastorno Autista y que se da con mayor frecuencia en los varones. Aquí tienes un vídeo para comprender mejor el trastorno.

 

 

4. Trastorno de Asperger

Es un trastorno profundo del desarrollo cerebral caracterizado la dificultad para la interacción social, las obsesiones, los patrones del habla extraños, pocas expresiones faciales y otras peculiaridades. Con frecuencia, los niños que padecen el síndrome de Asperger tienen dificultad para comprender el lenguaje corporal de otras personas. Poseen en muchas ocasiones rutinas obsesivas y muestren una sensibilidad inusual a los estímulos sensoriales: hipersensibilidad o hiposensibilidad.

Las personas con este síndrome son, generalmente, extremadamente buenos en las habilidades de memoria:  hechos, figuras, fechas, épocas… muchos sobresalen en matemáticas y ciencia. El niño afectado levemente en muchas ocasiones no es y parece una persona con rasgos raros o un poco excéntrico. Afecta más frecuentemente a los niños que a las niñas.

El síndrome de Asperger sigue un curso continuo y suele durar toda la vida. Sin embargo, los síntomas pueden aumentar o disminuir con el transcurso del tiempo y los servicios de intervención precoz pueden ser de gran ayuda.

>> Leer más: Autismo y trenes

>> Descarga: Infografía sobre el Síndrome de Asperger 

 

 

5. Trastorno generalizado del desarrollo no especificado

El Trastorno Generalizado del Desarrollo no especificado (TGD No especificado), puede ser confundido con un tipo específico de autismo, el “Autismo Atípico”. Se caracteriza por una alteración grave y extendida en tres áreas específicas del desarrollo: las habilidades lingüísticas, las relaciones sociales y la conducta e intereses. Sin embargo y a diferencia del resto, el Trastorno Generalizado del Desarrollo no especificado no tiene criterios tan restrictivos. Además  no cumple con todos los patrones conductuales para determinar que es un Trastorno Autista, Síndrome de Rett, Trastorno Desintegrativo Infantil o Síndrome de Asperger, por lo que es considerado no especificado.

Cada caso es único, por lo que demanda un programa de tratamiento altamente personalizado.

>> Leer más: Autismo, astucias para cortarle las uñas

 

 

Fuentes:

Universidad Internacional de Valencia: «Los distintos tipos de trastorno del espectro autista (TEA): características y formas de intervención en el aula»

www.psicoactiva.com/blog/trastorno-desintegrativo-infantil

Confederación Asperger España

www.etapainfantil.com

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram