En un espejo, uno puede observa su propio reflejo, los reflejos de los demás y los objetos. Por eso, los espejos nos ayudan a construir nuestra noción y percepción del mundo. A través de ellos descubrimos la perspectiva y la simetría. Es un auténtico objeto mágico que puede tener más de 1000 usos. Descubre en este artículo el punto de vista de la terapeuta ocupacional Clémentine Luzu sobre el uso de los espejos en edad preescolar.

¿Qué es un terapeuta ocupacional?

Un terapeuta ocupacional es un profesional de la salud enfocado en las actividades. Centra su interés en el desarrollo sensorial, motor, cognitivo y psicológico de la persona, así como de su entorno, ya sea familiar, arquitectónico o cultural. Todo ello en relación con sus actividades como jugar, moverse, comer, dormir, lavarse, escribir, etc.

El terapeuta ocupacional puede intervenir con personas de todas las edades para ayudarles a afrontar cualquier dificultad que altere sus actividades cotidianas.

>> Saber + sobre la Terapia ocupacional

El espejo, una herramienta del día a día

Además, si lo miramos de cerca, el espejo suele ser un aliado para el bebé, el niño y su familia en el día a día. Aquí te mostramos algunos ejemplos de actividades o situaciones en las que podemos utilizar un espejo para estimular y desarrollar las competencias de los niños pequeños.

El espejo y el bebé

Una de las principales preocupaciones de los padres es crear un ambiente adaptado para su recién nacido. A partir de los dos o tres meses, el bebé empieza sostener bien la cabeza y puede apoyarse sobre sus antebrazos (en posición de esfinge). Si le ponemos frente a un espejo, le estaremos incitando a levantar la cabeza para observar su reflejo y esto le ayudará a ganar soltura en posición de decúbito ventral.

Hacia los cuatro meses, el bebé va interesándose cada vez más por su entorno cercano en función de la evolución de sus competencias sensoriomotoras. Sentirá la tentación de dirigirse hacia su reflejo en el espejo. Así,, puede resultar interesante colocar espejos a los lados para animarle a moverse, es decir, a rodar sobre sí mismo primero y, luego, a darse la vuelta (sobre todo a través de la mirada). Sin embargo, hay que tener cuidado con los bebés que tengan tortícolis congénita y/o alguna deformación craneal, de forma que el espejo no empeore esa posición preferente. Por eso es importante alternar los espejos de un lado a otro, de ahí la ventaja de los espejos móviles.

bebé y espejo

Utilizar un espejo para desarrollar su autonomía

El espejo suele ser un objeto muy divertido y apreciado por los niños, por lo que puede ser una herramienta muy útil para ayudarles a aumentar su autonomía. Podemos colocar un espejo cerca de la zona del comedor para que el niño (o incluso un bebé, usando un espejo móvil) pueda limpiarse solo. Los niños con peculiaridades sensoriales o trastornos de modulación sensorial lo apreciarán especialmente, ya que agradecerán tener «control» sobre esa tarea.

Lo mismo ocurre con el baño y el cepillado de dientes. Debido a su carácter lúdico, puede utilizarse como una distracción, cuando el niño sea reacio a lavarse o cepillarse los dientes, pero también simplemente para ayudarle a llevar a cabo la tarea. La información visual suele ser necesaria para algunos niños cuyo esquema corporal aún está en desarrollo.

Niño cepillándose los dientes con su padre frente al espejo.

Más adelante, podría ser interesante instalar un espejo más grande en vertical para que el niño pueda verse por completo. Se pueden organizar sesiones de disfraces para ayudar al niño pequeño a aumentar su autonomía a la hora de vestirse y desvestirse.

También hay muchos juegos con espejos que pueden suponer una excelente fuente de estimulación visual.

Los espejos de Hop’toys

Espejos irrompibles: lote de 5 grandes espejos irrompibles de diferentes formas geométricas. Para colocar contra una pared o en el suelo para fomentar el descubrimiento y la exploración de uno mismo. Son fáciles de manejar porque son ligeros y flexibles. Dimensiones: 24-33 cm. Grosor: 2 mm. De poliestireno. A partir de los 3 años.

Bloques de construcción de espejo: estos bloques de construcción geométricos de madera tienen espejos insertados a cada lado. Las formas incluyen cuadrados, rectángulos, triángulos y semicírculos que seguramente completarán y añadirán un nuevo estilo a los bloques de construcción tradicionales. Lote de 10. Dimensiones: 14 cm. A partir de los 2 años.

>> Lee también: El espacio Reggio

bolas de espejo

Estas grandes bolas de espejo están disponibles en dos versiones: una versión sonora, que añade un aspecto sensorial adicional, y una versión sin sonido, pero con bolas más grandes. Estas bolas tienen una superficie de espejo deformante. Los niños se quedan fascinados al observar los objetos cercanos, ¡incluso al ver su propia cara de cerca! Estas esferas lisas y robustas pueden manipularse fácilmente, porque son muy ligeras.

>>Descubre nuestra selecciónde espejos


Clémentine LuzuClémentine LUZU es terapeuta ocupacional y de perinatalidad, así como monitora de adaptación. Está especializada en la atención del bebé y del niño pequeño. Ofrece talleres y asesoramiento sobre el desarrollo sensoriomotor, la diversificación realizada por el niño, la adaptación fisiológica y los masajes para bebés. Además, es formadora de preescolar y trabaja en centros de cuidado de niños o guarderías.

 

 

 

 

 

 

 

 

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram

[instagram-feed]