Si echamos un vistazo a los juguetes de nuestros hijos… ¿encontraremos figuras, muñecas o peluches en silla de ruedas, con ayudas auditivas, con un bastón blanco o con alguna discapacidad? En España 4 millones de personas viven con alguna discapacidad y entre ellos alrededor de 140.000 niños menores de 16 años. Son cifras importantes en nuestra sociedad y sin embargo estos niños están completamente excluidos por la industria del entretenimiento y los productos que alimentan su desarrollo y aprendizaje: los juguetes.  

¿Porqué regalar un juguete que se le parece?

Cada vez más marcas de juguetes comercializan muñecos o figuras que presentan una discapacidad. Es una manera para los niños de encontrar su “mini-yo”, que sea a su imagen y semejanza. Incluir este tipo de juguetes es una manera de incluirles junto al resto de juguetes formateados. Para los niños con discapacidad no encontrar este tipo de referencia en libros, películas, juguetes, dibujos animados….puede conducirlo a un aislamiento y un sentimiento de soledad que provoque una falta de confianza en sí mismo.

Verse representado de una manera u otra en el juguete les envía una señal importante de inclusión en la sociedad y también en el mundo del juego donde en general solo se representan los niños sin discapacidad. Los juguetes inclusivos representan la diversidad de nuestro mundo y son una imagen mucho más fiel de la realidad.

Muñecos con Síndrome de Down

Interrogada en las redes sociales, María nos confiesa:

“Mi hija con una discapacidad invisible ha reproducido en sus muñecas todo lo que vive en su día a día: las sesiones de fisioterapia, la toma de medicamentos, las radiografías, los análisis… Ella repite sin cesar las frases que escucha en los médicos y se ocupa con mucho amor de sus muñecos con los que realiza ejercicios de yoga. En su caso, pienso que es una manera de exteriorizar y aceptar lo que sufre”

Miriam nos cuenta :

“En nuestro caso los juegos de identificación deben representar toda la diversidad de la sociedad: los pequeños, los grandes, los delgados, las diferentes razas y también las discapacidades. Sin embargo, ya es tiempo de poder regalar muñecas y peluches a  los niños como coches o pistolas y que todos los muñecos ¡no sean blancos y rubios! Eduquemos a nuestros hijos a vivir con empatía y no con miedo a la diferencia!

Niña con síndrome de down juega con un muñeco en silla de ruedas

Y si, por el contrario, ¿estos juguetes fueran útiles para los niños sin discapacidad?

Una muñeca o un peluche “normal”está muy bien pero sería mejor un muñeco más inclusivo para que cada niño vea la diversidad y que sus juguetes sean no solo “como yo” sino “como tú y yo”. Un niño con discapacidad puede jugar durante horas con un muñeco “normal” sin preguntarse porqué no es como él. Esto puede ser subjetivo para el niño. Nosotros lo vemos cuando presentamos nuestros muñecos Carla y Pablo. Ciertos niños juegan con ellos sin ver ninguna diferencia, otros toman conciencia un poco más tarde.

>> Saber más: ¿Cómo explicar la discapacidad a mis hijo? 

Niña besa su muñeca

Cristina comenta :

“Aunque a veces he realizado mi propia versión de una silla de ruedas para mis muñecas y les he añadido características imaginarias de la discapacidad, eso correspondía más a un juego de roles que a una necesidad de recrear una imagen de mí misma”.

Roberto añade :

” Mi mujer es bailarina profesional y tiene una discapacidad motora. Ella baila con su silla de ruedas. Ha bailado con varios ballets, entre ellos el escocés. Y nuestra sobrina dijo: Cuando sea mayor, quiero ser como mi tía. Y yo le pregunté: ¿Quieres ser bailarina? Y ella me contestó: No, quiero tener una silla de ruedas rosa. La moraleja de esta historia es que los niños no tiene ideas preconcebidas de ningún tipo hacia la discapacidad. Exponer los niños a juguetes, muñecos e historias positivas  mejora la vida de miles de personas con discapacidad, ya que esos mismos niños no verán la discapacidad como algo extraño. Serán más tolerantes y respetuosos hacia la gente que no tienen otra opción que ser diferentes”.

Muñecas para enseñar la empatía y luchar contra los prejuicios

Ciertos estudios indican que los muñecos que representan la diversidad favorecen el desarrollo de los niños aumentando su empatía hacia los demás y siendo más abierto a su trato con los grupos estigmatizados. ¿Conoces el enfoque de Muñecos Persona?

El PDA (The Persona Doll Approach)  es un enfoque de educación consciente de los prejuicios, del aprendizaje activo. Se apoya en las tradiciones universales que aparecen en los cuentos e historias de los niños con el objetivo de promover la inclusión, la empatía, los problemas de parcialidad y de injusticia y el desarrollo de la inteligencia emocional y la estima de sí mismos. Son actividades concebidas para generar discusiones sobre la cuestión de la discapacidad y la inclusión. Los niños que participan a estas actividades son invitados a acordarse de situaciones de discriminación o injustas que han vivido y  describir sus sentimientos, y reacciones.

El PDA aborda las diferentes cuestiones liadas a los prejuicios y estigmatización tales como el racismo, la xenofobia, la cultura, el género, la diversidad, la inclusión y sobre todo la discapacidad. Permite a los profesionales de la infancia, a los profesores de la escuela a utilizarlos para apoyar el desarrollo emocional de los niños y reforzar la apreciación de la diversidad. Estos muñecos tiene un nombre, una familia, una casa, un plato preferido…

>> Leer más : Hacia una sociedad inclusiva

Muñeco de sensibilización y lucha contra los prejuicios

El enfoque de muñeco Persona es:

  1. Poner de relieve la igualdad y la inclusión.
  2. Desarrollar la comunicación y la escucha del niño
  3. Crear una historia alrededor del muñeco persona para promover la empatía, el pensamiento crítico y la resolución de problemas.
  4. Sensibilizar, transmitir y poner en obra los valores

Nuestra selección de muñecos de sensibilización y empatía

Los muñecos para sensibilizar a la discapacidad

Pablo, el muñeco excepcional : Pablo es un muñeco con las características físicas de los niños con Síndrome de Down. Permiten sensibilizar a los niños a la diferencia, incluyendo la noción de discapacidad de manera natural durante los juegos.

Tom, el muñeco empatía : Cuando cogemos una muñeca en brazos tenemos la impresión de tener un verdadero bebé. ¿Su secreto? Sus glúteos aportan una sensación de peso y su cara, muy dulce, expresa serenidad y da confianza.

 

¿ Y si el objetivo de los juguetes es algo más que sensibilizar, normalizar la discapacidad exponiendo los niños no discapacitados a la representación de la discapacidad?


Fuentes : 

PERSONA DOLL. Persona Doll Training, equality in practice. The Persona Doll Approach
Bandura, Albert, (1987) “Teoría del Aprendizaje Social”, Espasa Libros

Sayoni Saha. Perception de soi chez les enfants atteints du syndrome de Down, National Center for Biotechnology Information. 2014

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram