Durante la etapa sensorio-motriz,  los bebés comienzan a conocer el mundo que los rodea y obtienen conocimiento a través de sus sentidos y movimientos motores. El conocimiento del bebé sobre el mundo se limita a sus percepciones sensoriales y a sus actividades motoras. Es una fase llena de emociones y el despertar de los sentidos. Todo es novedad para el bebé, sus sentidos están continuamente activos y en estado de vigilia, y cuando duerme procesa toda la información adquirida.

La simetría corporal son las nociones espaciales de derecha e izquierda que se construyen progresivamente. En un primer tiempo, el niño utiliza su propio cuerpo como referencia. Después tomará conciencia del eje corporal y puede reconocer la derecha y la izquierda en otras personas. La dominación manual parece que se determina antes del nacimiento, pero no se despierta que después de una cierta madurez del sistema sensorial y motor. La madurez senso-motriz refleja el proceso de especialización de cada uno de los lados del cerebro.

 

 Actividades para una estimulación senso-motriz

  • Házle rodar sobre sí mismo en el suelo o en la cama.Hazle girar en una peonza gigante para una estimulación vestibular.
  • Crea carreras de obstáculos u otros juegos de relevos. El niño tendrá que trepar, andar a cuatro patas…
  • Las actividades de mimo solicitan todo el cuerpo (y no solo las manos) como las cartas animalistas

>> Leer más: ¿ Qué es la estimulación vestibular?La simetría corporal

Para tomar conciencia de la simetría corporal en el niño os proponemos unas cuantas actividades para desarrollar su madures sensorio-motriz:

  • Canta con los niños canciones que ponen en escena las diferentes partes del cuerpo.
  • Pon su mano derecha e izquierda una señal distintiva. Una pegatina rojo en la derecha y una amarilla en la izquierda. La codificación de color es interesante ya que podrá después utilizarlo para los cordones de los zapatos. Pídale con regularidad que le enseñe su mano derecha o izquierda. Se ayudará de las pegatinas en un primer tiempo. En otro momento puedes pegar las pegatinas rojas en la oreja, la mano y el pie derecho y las pegatinas amarillas del otro lado.
  • Juegue a «Simón dice» y pídale de subir la mano derecha, la mano izquierda… Puede ponerse en frente de él o frente a un espejo. De esta manera puede generalizar su aprendizaje.
  • Utiliza un dibujo representando una silueta corporal o el pupitre magnético. «¿Dónde se ha hecho pupa?«.
  • Dibuje una línea en la mitad del cuerpo: es el eje corporal. De esta forma el niño va a visualizar rápidamente las los partes e integrarlo en su aprendizaje.
  • De instrucciones como por ejemplo: » Tengo una herida en la mano derecha, ¿puedes ponerme una tirita?»

>Leer más: Trucos para aprender a vestirse solo y enseñar a los niños a atarse los cordones

La importancia de reconocer la derecha y la izquierda

Explícale porqué es importante reconocer su derecha y su izquierda.

Puede realizar un mapa del barrio por ejemplo. Pon en un folio los puntos claves, es decir, la farmacia, la panadería, etc.  y pide al niño que trace el camino desde casa a uno de los puntos. Insistir al oral: «ves aquí torcemos a la derecha y luego seguimos recto…»


Progresivamente, el niño puede generalizar su aprendizaje a los demás y a los objetos. Va a comenzar a  tomar conciencia del lugar que ocupa su cuerpo en el espacio, en un entorno constituido de otros elementos.

Para potenciar este aprendizaje puedes crear circuitos de psicomotricidad con pequeñas sorpresas para descubrir y motivarlos: el niño deberá seguir sus instrucciones e ir a derecha e izquierda, todo recto, hacía atrás…

>> Saber más:  ¡Circuitos de psicomotricidad para todos!

 

 Los objetos en el espacio

Existe mucho material educativo que permite, manipulando, la adquisición de la comprensión de los conceptos espaciales, es decir, la derecha y la izquierda: Encuentre a Monty, ¿Dónde esta?, Topología, El taller Topologia, Toporama, ¿Dónde están?… Todos motivan la manipulación lúdica para una mejor generalización de los conceptos espaciales que son muy abstractos.

De la preferencia manual a la dominación manual

La preferencia manual evoluciona con la edad y no estabiliza verdaderamente que a partir de 6-7 años. No se muestra hasta la adquisición de una cierta madurez de los sistemas sensoriales y motores.  La preferencia manual precede a a dominación manual. Cuando un joven utiliza siempre la misma mano para la misma actividad, hablamos de preferencia manual. Puede por ejemplo, utilizar siempre su mano derecha para comer pero la izquierda para garabatear. Esta preferencia puede mostrarse desde el nacimiento.

La dominación manual por el contrario se adquiere cuando el niño efectúa las tareas con precisión siempre con la misma mano. Los seres humanos son en su gran mayoría diestros: cerca del 90%.

Lateralidad y coordinación

La dominación manual permite a cada mano de especializarse en sus funciones. La mano dominante se vuelve hábil y eficaz para efectuar las acciones precisa mientras que la otra mano se vuelve una «asistente» en la ejecución de los gestos. La coordinación bilateral es la facultad de mover los dos lados de su cuerpo de manera coordinada.

Por ejemplo cuando el niño debe recortar una hoja, su mano dominante cogerá las tijeras  y su mano asistente tendrá o girará la hoja.

Otro ejemplo: tener un bol con su mano mientras que remueve el chocolate caliente es un gesto cotidiano que requiere de coordinación bilateral.

De manera general, buscamos en un primer tiempo coordinar los movimientos de los brazos, de las piernas, y de todo el cuerpo.

Puede tratarse de movimientos simétricos como los que utilizamos con las dos manos como hacer rular un rodillo de cocina. O movimientos alternativos: subir una cuerda poniendo una mano sobre la otra progresivamente.

Cuando un niño tiene problemas de coordinación, hay dificultades en efectuar los gestos cotidianos: saltar, coger un balón, tocar el tambor con ritmo, hacer nudos, enfilar perlas, recortar con tijeras…

 Hemisferio derecho e izquierdo

La explicación de la lateralidad esta evidentemente a nivel cerebral.  Los dos hemisferios de nuestro cerebro están por algo… Según la teoría de Roger Sperry, nuestros dos hemisferios cerebrales ligados por el cuerpo calloso, son dos cerebros separados, con funciones y modos de actividad muy diferentes. De manera general, el lenguaje, los procesos matemáticos, el pensamiento lógico y secuencial es propiedad del hemisferios  izquierdo. El hemisferio derecho es territorio de la música, las nociones de espacio, las imágenes visuales y las formas tridimensionales.

El test de la bailarina

 

Gira en la misma dirección que las agujas del reloj? Utiliza principalmente su hemisferio derecho.

¿Gira al contrario que las agujas del reloj? Utiliza principalmente su hemisferio izquierdo.

¿Puede verla girar en los dos sentidos?

 

FUENTES:

https://www.esalud.com

 

 

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram