¿Quién no ha oído a un niño decir: «No, sólo yo»? Para construir y desarrollarse, los niños necesitan ser autónomos y llevar a cabo tareas por sí mismos. María Montessori lo entendió bien y lo convirtió en la esencia de su pedagogía: aconseja a los padres y a todos los profesionales de la infancia que no dirijan a los niños, sino que los acompañen en su aprendizaje. Pero, ¿cómo los acompañamos? En este artículo, te damos algunas respuestas.

Observar a los niños

El primer paso es la observación atenta de tu hijo. Esto te ayudará a identificar los diferentes «periodos sensibles» en los que se encuentra. ¿Qué queremos decir con ésto? En la pedagogía Montessori, los períodos sensibles corresponden a los momentos en que el niño está particularmente interesado por un aspecto particular de su entorno. 

  • El movimiento
  • El lenguaje
  • El orden
  • La música
  • La limpieza
  • La lectura
  • Los objetos pequeños
  • La cortesía y la educación
  • Los sentidos
  • La escritura
  • La relación espacial
  • Las matemáticas

Observando a los niños, podemos detectar el período sensible en el que se encuentran y así proporcionarles un mejor apoyo y una estimulación adecuada. Hacerlo en el momento oportuno les ayuda a aprender casi inconscientemente. El tiempo es muy importante, porque cada período sensible tiene un final. Las habilidades siempre pueden adquirirse más tarde, pero requerirán mucho más trabajo. Podemos tomar el ejemplo del aprendizaje de idiomas, que es un período sensible en los niños pequeños. Cuantos más idiomas diferentes aprendan durante este período sensible, más fácil les resultará expresarse en esos idiomas. Por el contrario, vemos lo difícil que es a veces, cuando crecemos, aprender y entender un nuevo idioma.

>> Descarga: Las bases de la filosofía Montessori

Hemos dicho que la observación es esencial para entender los intereses y preferencias del niño en ese momento, pero ¿en qué se basa? Los siguientes aspectos son de particular interés:

  • ¿Qué juguetes utiliza?
  • ¿Cómo usa estos juguetes?
  • ¿El niño tiende a jugar solo o con otros niños?
  • ¿Prefiere el niño una habitación en particular de la casa?
  • ¿Qué es lo que parece atraerle de esa habitación?

No debería haber ninguna intervención de adultos durante esta fase de observación. Tu objetivo aquí es aprender de él/ella viendo cómo lo hace. Es a través de esta observación que podrás sugerir actividades relacionadas con sus intereses y preferencias para desarrollar habilidades e independencia.

Enseñar en detalle y dejar hacerlo solo

Según María Montessori «la autonomía es ser capaz de hacer algo por uno mismo. Experimentar la autonomía no es sólo un juego. También es un trabajo que el niño debe hacer para crecer». Aquí vemos la idea de acompañamiento. Pero para acompañar, primero hay que mostrar y luego dejar que el niño practique. Como dice el proverbio, es forjando que uno se convierte en herrero.

Les écoles alternatives

Primero hay que enseñar a los niños exactamente lo que tienen que hacer, lentamente, con gestos sencillos que puedan entender y reproducir. El siguiente paso es darles la oportunidad de practicar. Deja que cometan sus propios errores y que se corrijan. Mostrándoles con precisión y estableciendo límites, puedes dejar que aprendan a hacerlo por sí mismos. Cuando sean capaces de completar la tarea, ganarán confianza y autoestima. Y, se ha demostrado que cuando tienes confianza en ti mismo, te sientes mejor y ¡tienes más éxito!

Motivar y tratar con respeto

El niño que es tratado con respeto y animado a probar cosas nuevas aprende más fácilmente a ser independiente. Por lo tanto, como adulto, el niño debe ser abordado como un individuo capaz. Los niños que se sienten respetados y capaces son emocionalmente más serenos que los que están demasiado protegidos.

>> Saber más: La educación positiva

 

Para ayudar a los niños a alcanzar su máximo potencial, debemos tratar de entender sus motivaciones y necesidades internas para ofrecerles el mejor apoyo que construya su personalidad. Montessori ha visto que sólo los niños pueden lograr su propia auto-realización. Depende de nosotros, adultos, padres y maestros a ayudarlos en esta construcción. 

 

 

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram