Para aprender a vestirse solo, un niño debe controlar el equilibrio, la planificación de gestos, la coordinación y la motricidad fina. Para facilitar estos aprendizajes, te aconsejamos comenzar por un análisis de tareas para establecer las debilidades y las capacidades de tu hijo. Después, existen varios trucos y astucias para motivar al niño  en sus gestos cotidianos.

1. Para ponerse la ropa

Una cazadora: proponle un abrigo o una cazadora más grande para comenzar a meter las manos. Enséñale bien los agujeros por los que debe pasar los brazos en la manga y no dudes en “coger” su mano nada más aparezca para estimular al niño. Para pasar la segunda manga, es importante guiarle al máximo para que pueda coger la manga y llevar su brazo a la posición inicial.

Un pantalón : para empezar sube el pantalón hasta los glúteos y déjale terminar hasta la cintura. Si tu hijo tiene dificultades para mantenerse en equilibrio y para flexionar las piernas, proponle ejercicios de Yoga con las cartas equilibrio yoga.

2.  Para abrochar los botones

Antes de comenzar a manipular grandes botones, tu hijo puede practicar con una actividad de enfilar pequeños cuadrados de tela, plástico o botones. Existen multitud de actividades para poder desarrollar y trabajar la motricidad fina del niño:

 

Frutas para cortar: Los peques se creerán auténticos chefs con estas frutas. Gracias a este juego mejorará la coordinación ojo-mano, la habilidad al mismo tiempo que se divierte. 6 frutas. Dim. bandeja 24 x 17 cm. De madera barnizada.

Tabla de picaportes: 6 aperturas diferentes para hacer trabajar la motricidad fina, la concentración así como el aprendizaje de colores, números…Bloquee el conjunto de tableros, y deje al niño abrirlos y descubrir bonitas ilustraciones de animales. De madera. Dim. 39,5 x 29 x 3 cm. Desde 3 años.

Cuándo tu hijo domine esta tarea, pon ropa sobre una mesa para que repita los gestos o utiliza la oruga aprendizaje.

3. Para poner los calcetines y zapatos

Es importante comenzar con los calcetines descomponiendo cada gesto: poner el calcetín sobre el pie, subirlo hasta el tobillo, posicionar el talón y finalmente los dedos. Para un aprendizaje más eficaz, es aconsejable posicionar sus manos sobre las del niño para que comprenda mejor las diferentes etapas. No dudes en jugar a poner calcetines a las muñecas. Para los zapatos, empieza por mostrarle cómo poner la mano detrás del talón para después liberar el pie. Para ponerlos, empieza con zapatos un poco más grandes; si aún así tiene problemas, explícale todas las partes de su pie con algunos ejercicios sensoriales con la pelota erizada.

4. Para atar los cordones

Última etapa de aprendizaje. El inicio es particularmente difícil para los niños, proponle al principio de tirar solo de los dos lazos para ajustar el nudo final. Cuando haya adquirido el gesto, pídele hacer la etapa precedente, hacer la segunda lazada, etc. Para completar estos gestos finos, utiliza el mono para reforzar lo adquirido. Otro truco, crear un taller de lazada con una caja de zapatos.

tumblr_n103kbKuR91ts5jdmo1_1280

Fuente : http://blog.cool-panda.com/post/76653191236/lace-your-shoes-fine-motor-activity-for-kids

 

Y para los niños que no tienen la capacidad motora para atarse los cordones, te aconsejamos utilizar los cordones Xtenex.

 

 

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram