¿Quién no se acuerda de las primeras veces que iba a comprar solo el pan? La satisfacción de ser mayor, de hacerlo solo, de ser autónomo. Ya sea para ir a comprar el pan a la vuelta de la esquina, o algún ingrediente olvidado al ultramarino del barrio, o al super más lejano os dejamos algunos consejos para ayudarle a ser  autónomo progresivamente.

1. Aprender a identificar los alimentos 

¿Qué te apetece comer esta semana?, ¿Cuál es tu plato favorito? Elige una receta sencilla y con pocos ingredientes para que sea él quien te ayude a cocinar o si es más mayor la haga él solo. Pero antes de realizar todo esto, y para potenciar una máxima autonomía del niño, debemos enseñarle a identificar los alimentos e ingredientes de la receta. Para ello puedes utilizar cartas magnéticas y adaptar la receta paso a paso.

Para saber identificar bien los productos y los ingredientes de una receta o para comprar en el mercado, existe el juego Chefs en delirio. Súper divertido y lúdico para ayudar en esta etapa de aprendizaje.

Webber – los alimentos: Estas 62 cartas están organizadas en parejas entorno a la temática de los alimentos. Estas fotos permiten hacer juegos de parejas y de descripción, comparación y de conversación de diferentes tipos de alimentos. Las fotos sobre fondo blanco facilitan su comprensión. Entregados en una caja de metal. Dim. 10x 7.5 cm. Desde 3 años.

Alimentos – akros: 50 fotografías de alimentos en primer plano para desarrollar el vocabulario de los alimentos. Los alimentos representados pueden clasificarse en 3 categorías: Alimentos de origen vegetal, alimentos de origen animal y productos lácteos. Dim. Cartas 19,50 x 13,5 cm. Contiene 1 soporte carta en madera. Desde 3 años.

 

2. Utilizar soportes alternativos de comunicación

Si tu hijo no utiliza una comunicación verbal, puede, por ejemplo, ir a comprar el pan con una plantilla de comunicación adaptada al Go Talk Mini. Puedes incluir fotos o pictogramas de panes vendidos en la panadería, así como las palabras clave ( hola, por favor, gracias, adiós). Antes de pedirle que vaya solo y obtenga una autonomía absoluta,te recomendamos ir juntos a la panadería, que se familiarice con la situación y el entorno.

Chef – la cocina accesible: Estas 160 cartas magnéticas, gruesas y fáciles de coger permiten crear paneles sobre los alimentos y sus preparaciones. Transforma cualquier receta simple en formato visual, estableciendo secuencias según las diferentes categorías de imágenes. 20 cartas vírgenes personalizables con el rotulador borrable en seco que incluye. Dim cartas 6 x 6 cm. Desde 5 años.

 3. Aprender a esperar su turno

Cuando vamos a la compra un aprendizaje interesante que hay que hacer es saber esperar su turno. Generalmente hay cola para pedir o para pagar. Así que tu hijo tendrá que aprender a esperar su turno.  Puedes explicarle el funcionamiento anticipando la situación. También es una competencia que se aprende con los juegos de mesa, ya que cuando hay varios jugadores, debemos esperar nuestro turno.

 4. Comprender la noción del dinero

Al principio puedes darle el importe exacto para que no se líe con la vueltas. Después, y de una manera progresiva puedes darle un poco más para que aprenda a contar y a dar las monedas correctamente. Además de aprender la noción del trueque, ese intercambio entre el dinero y la mercancía, aprende matemáticas. Puedes practicar en casa con dinero ficticio, por ejemplo con el juego “Manipular el dinero”  para que se familiarice con los billetes y monedas.

Manipular el dinero: Billetes de banco muy sólidos en papel plastificado con monedas muy reales para aprender a manipular el dinero. Se pueden inventar también historietas para concretar el aprendizaje. Contiene 28 billetes de tamaño real (de 5 a 500 Euros) + 80 monedas (de 0,01 € à 2 €), presentados en estuche de plástico. Desde 3 años.

 5. ¿Y si se pierde?

Para ir a la compra hay que dominar las bases de la orientación espacial: izquierda, después a la derecha…etc. Os proponemos algunos juegos para trabajar estos conceptos. Por supuesto os aconsejamos hacer varias veces con él el trayecto, y poco a poco que sea él quien guíe. También fijar referencias fijas como un semáforo, un árbol, una señal…

 

Redactora de temas de interés para el blog de Hop'Toys

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram