Hoy, 30 de septiembre, es el Día Mundial de Sensibilización del Trastorno Específico del Lenguaje (TEL). En este artículo os explicamos en qué consiste este trastorno, sus causas, sus signos de identificación…¡Echa un vistazo!

¿Qué es el TEL ( Trastorno Específico del Lenguaje)?

El TEL consiste en las dificultades del lenguaje que no conllevan otros déficits en el desarrollo. La expresión TEL es una mala traducción de la expresión inglesa   Specific Language Impairment”. “Impairment  significa simplemente limitación y  no trastorno (“disorder” en inglés). Este error, ya irresoluble, es lo que ha conferido a la expresión española (y portuguesa) un tinte dramático que no se compagina bien con las formas leves del TEL (trastorno de programación fonológica, por ejemplo, identificable con el tradicional retraso de lenguaje).

 

¿Cuáles son las causas del TEL?

Se conoce aún muy poco en relación a las causas del TEL. Los datos más interesantes procedentes de la investigación hacen referencia a limitaciones en la capacidad para identificar los sonidos de los que consta el habla. Esta capacidad limitada para manejar segmentos breves de la cadena hablada parece estar presente en el niño desde el nacimiento. Por lo tanto, puede hablarse de herencia.

 

tel-efface

 

Los estudios llevados a cabo en este terreno son aún pocos y restringidos a la genética de la población. Falta dar el paso a estudios de genética molecular. Pero, en cualquier caso, las primeras evidencias indican que el trastorno se hereda. En un 50-70% de los niños con TEL se han encontrado antecedentes familiares con dificultades similares. Probablemente se trate de una herencia poligénica multifactorial.

>> Leer más: Neurociencia, ¿cómo se desarrolla el lenguaje?

¿Cómo identificar el  TEL?

Hay mucho debate en torno a la identificación del TEL y no existe consenso sobre qué nivel de habilidad lingüística constituye un trastorno  ni sobre qué nivel de CI no verbal se requiere para excluir una discapacidad cognitiva.

Es difícil identificar un TEL antes de los tres años, e incluso a esta edad es necesario ser cautos en la evaluación. Cuando el lenguaje verbal no aparece, se desarrolla lentamente para la edad cronológica, o aparece distorsionado, se deben descartar otras causas antes de afirmar su naturaleza específica y llegar al diagnóstico de TEL.

 


Evaluación del lenguaje. Presentación de Raúl Gijón en Prezi. 

¿Qué criterios utilizar para el diagnóstico?

Hay tres criterios básicos que se utilizan para el diagnótico:

1- La evidencia de un deterioro significativo del lenguaje: gramática, léxico.

2- La discrepancia cognitiva: la diferencia mínima entre habilidades verbales y no verbales

3- Los criterios de exclusión: pretende diferenciar entre los niños cuya causa de los problemas de lenguaje es conocida (ej. síndromes genéticos o pérdidas auditivas)  de aquellos que es desconocida.

Algunos autores, como Elvira Mendoza, de la Universidad de Granada, señalan el problema sobre la aplicación de los test sin hacer referencia a cómo puntúan los niños en dicho test, ni al dominio lingüístico que se evalúa. También apunta a que estos test de lenguaje no capturan necesariamente los aspectos más importantes de la comunicación habitual.

Así que por el momento no están tan claros los criterios óptimos para diagnosticar el TEL.

 

>> Leer más: 7 ideas creativas para trabajar le lenguaje con los dados

¿Cuándo tratar el TEL?

Debe intervenirse desde el principio; en concreto desde que se detecta un inicio tardío. Tras la necesaria evaluación, debe enseñarse a los padres a poner en práctica estrategias que van a favorecer el desarrollo del lenguaje. Y, si el niño está ya escolarizado, los profesores deben ser agentes esenciales de la estimulación del lenguaje de ese niño. La enseñanza de estas estrategias a padres y profesores debe hacerse explí­citamente, y los resultados deben ser evaluados regularmente, para modificar, en su caso, las formas de intervenir. Existe una buena cantidad de investigaciones que muestran qué estrategias son eficaces.

 

tel-4

 

>> Leer más: La lengua de los signos española

La idea de que hasta los 4 ó 5 años no es conveniente intervenir en este trastorno es errónea. Lo mismo que la idea, transmitida frecuentemente en las escuelas, en los departamentos de orientación y en las consultas pediátricas, de que ya se le pasará. Si el desarrollo del lenguaje ha empezado con dificultades y no se modifican las condiciones en las que este desarrollo se está produciendo, no parece razonable esperar un cambio significativo en un tiempo aceptable para los padres y para las demandas escolares.

 

 


Fuentes:

Redactora de temas de interés para el blog de Hop'Toys

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram