Cualquiera que haya tenido que acompañar a un grupo de niños (incluso a dos niños, ¿verdad, padres?) lo sabe: enseñarles a gestionar sus diferencias, sin violencia, y, además, a convivir, a respetarse e incluso a mostrar empatía es un trabajo en sí mismo. Y a tiempo completo. Pero no siempre es fácil dedicar este tiempo a promover el entendimiento entre los alumnos. Como siempre en la educación, es necesario «tomar tiempo para ganar tiempo». Porque, por supuesto, los alumnos aprenden mejor en un clima sereno, y porque «la contribución más positiva a la paz social reside en la educación del niño» (María Montessori). ¿Cómo podemos enseñar a nuestros alumnos valores que eviten los conflictos? ¿Cómo se les puede enseñar a gestionarlas? Nuestros consejos y herramientas en este artículo.

 

¿Demasiados conflictos, discusiones y peleas, y muy poca cooperación, ayuda mutua y reparto? Probablemente tendrás que (re)compartir con tus alumnos los principios esenciales para la convivencia.

Nunca es demasiado tarde para desarrollar un espíritu de paz y cooperación en el aula. Porque, como habrás entendido, lo que te vamos a aconsejar aquí, sobre todo, para gestionar los conflictos, es equipar a los niños para prevenirlos.

un nino agarra de la solapa a otro

Prevención de conflictos

Aprender a comprender las necesidades propias… y las de los demás

Aprender a reconocer las propias necesidades es un primer paso hacia la comunicación no violenta y la resolución de conflictos. Todos los seres humanos tienen las mismas necesidades, de mayor o menor importancia, pero no todos tienen la misma forma de intentar satisfacerlas. La necesidad de seguridad, confianza, autoestima, pertenencia a un grupo, estas expectativas cuando no se cumplen, son a menudo la causa del resentimiento hacia los demás.

Los juicios, las críticas, los diagnósticos y las interpretaciones de los demás son expresiones de nuestras necesidades», explica Marshall Rosenberg, psicólogo estadounidense y «padre» de la comunicación no violenta.

Y añade:

En cuanto la gente habla de sus necesidades y no de los males de los demás, es mucho más fácil encontrar formas de satisfacer a todos. Por eso será muy importante ayudar a los niños a expresar lo que creen que necesitan para sentirse bien, para ser felices.

La pirámide de Maslow, desarrollada por el psicólogo Abraham Maslow en los años 40, en la medida en que puede ser cuestionada por su clasificación jerárquica de las necesidades, puede ser, pues, una interesante base de reflexión para que los niños comprendan e identifiquen lo que necesitan y lo que todo el mundo necesita para ser feliz. La necesidad de pertenencia, en particular, y con ella la importancia del respeto, el apoyo y la aceptación de la propia identidad y de las diferencias, serán puntos a trabajar para crear un clima de aula sereno y desarrollar el sentimiento de pertenencia a un grupo: el grupo de clase.

La mayoría de los profesores establecen las normas de la clase a principios de año, una carta de respeto a sus reglas y funcionamiento. Del mismo modo, será muy útil definir, desde el principio con los alumnos, una carta de necesidades humanas que deben respetarse.

>> Descarga : el poster de las reglas  positivas

Aprender a expresar sus emociones

Entender lo que necesitamos es un primer paso para garantizar una buena convivencia; entender lo que sentimos es otro paso igualmente importante y complejo. Especialmente, obviamente, para los niños, más aún si tienen TEA. Sin embargo, saber reconocer las emociones, nombrarlas y expresarlas es la condición sine qua non para desarrollar la inteligencia emocional. Sabemos que los niños que buscan el conflicto, ponen a prueba los límites, provocan a sus compañeros o incluso a la autoridad representada por el profesor, suelen ser niños que no están bien, que no se sienten bien consigo mismos. Por lo tanto, es esencial permitirles expresar sus sentimientos con palabras, en lugar de pegarles, patearles o insultarles.

La ira suele ser el primer paso hacia el conflicto. Esta emoción nos dice que las cosas no van como habíamos deseado o planeado o que no se respetan nuestros valores o necesidades. La sofróloga Patrice Iacovella nos explicó el pasado mes de septiembre que detrás de toda ira suele haber miedo o tristeza. Ser capaz de expresar este miedo o tristeza antes de que el volcán se despierte y el niño se vuelva agresivo es una de las claves de la gestión de conflictos.

Hay muchas maneras de guiar este proceso de aprendizaje. En particular, debemos intentar desarrollar el vocabulario de las emociones. En efecto, cuanto más se sepa expresar y explicar con precisión lo que se siente, menos se sentirá la frustración o la ira…

>> Descarga: el Memory de las emociones

Emo park: Un súper juego de observación y de reconocimiento de las emociones. Utilizando una de las 6 caras de Emo-marionetas, el niño deberá imitar la emoción del personaje representado en la carta. El primero de los jugadores que encuentre le personajes en el soporte ganará un punto. Las marionetas pueden igualmente utilizarse como herramientas de comunicación. A partir de 5 años.

Emoti-cápsulas Una primer apoyo lúdico para desarrollar la inteligencia emocional de los más pequeños ! Cada uno de los 5 personajes simboliza una emoción: el miedo, la alegría, la cólera, el asco y la tristeza. Los niños esconden un dibujo, o una foto, de aquello que les inspira esa emoción. En plástico. Dim de 8 a 12 cm. A partir de 2 años.

>> Descarga: El comecocos de las emociones

Marionetas de las emociones: 6 marionetas muy apreciadas por los niños para desarrollar el reconocimiento de las emociones a través de escenas diversas. El CD Audio MP3 contiene 2 historias de aproximadamente 10 min cada una. Cada emoción está representada en una marioneta. Dim. marionetas 28 x 18 cm. Incluido 1 CD audio, en un maletín. Desde 3 años.

Ponte en mi lugar: Observa las diferentes situaciones, ponte en mi lugar, y describe lo que sienten. Este bonito juego desarrolla habilidades sociales como la empatía, la identificación de las emociones y la conciencia emocional. La estructura de juego lúdica y resistente. Contiene 10 escenas de vida, 15 personajes y 10 emociones. A partir de 3 años.

Deux enfants se disputent

Desarrollar las habilidades sociales y de comunicación

Los conflictos suelen surgir de una falta de entendimiento, o incluso de un malentendido. Además de enseñar a los alumnos a comprender y expresar sus emociones, es, por supuesto, beneficioso desarrollar sus habilidades sociales.

Como explica la psicopedagoga Emilie Leclerc, las habilidades sociales son «el conjunto de competencias que permiten a los niños entablar relaciones positivas con sus compañeros y con los adultos y adaptarse a las reglas, normas y valores de los distintos entornos en los que se desenvuelven». Estas habilidades», dice, «pueden expresarse de muchas maneras: compartir, esperar el turno, comprometerse, comprender la perspectiva del otro…»

Entre estas habilidades, la capacidad de escuchar, las habilidades verbales y no verbales, la capacidad de adaptarse al interlocutor, de mostrar respeto y empatía… pueden desarrollarse y reforzarse mediante la práctica regular del debate. Esta actividad puede proponerse de forma ritual, cada semana o cada mes. Algunos profesores ofrecen reuniones de clase periódicas. Este tiempo para hablar y debatir -cuyas reglas deben establecerse de antemano- también permite desarrollar el sentido crítico y la capacidad de análisis (incluido el propio comportamiento), relativizar y considerar la opinión de los demás, y argumentar… Todas estas son habilidades esenciales, que se encuentran entre las llamadas habilidades del siglo XXI.

Hay temas de debate sobre habilidades sociales y comportamiento social, con algunos juegos que invitan a los niños y adolescentes a imaginar lo que harían en una situación determinada.

Soluciones para los conflictos: 7 historias que cuentan dos maneras de resolver diferentes problemas y muestran las consecuencias de las malas decisiones. Cada historia tiene como base 4 secuencias, las 2 últimas tarjetas son reversibles para mostrar los dos desenlaces posibles. 1 CD audio MP3 de las historias, 4 soportes tarjetas de madera y 1 guía pedagógico. Desde 3 años.

Fichas anti acoso escolar : Fichas de trabajo y de discusión para decir stop al abuso escolar y ayudar a prevenirlo. Estas fichas muestran diferentes situaciones de acoso escolar: físico, mental, exclusión social o ciber-intimidación. Puedes utilizarlas en sesiones de grupo o para debatir de cada situación con los niños. Contiene: 6 fichas de 30 cm de diámetro. A partir de 3 años.

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram

[instagram-feed]