El juego el Lince es un clásico que adoran los niños y los adultos. Es divertido, colorido, y al mismo tiempo se ejercita y se agudiza el sentido de la observación, la discriminación visual, la memoria y la discriminación óculo-motriz.

El gran tablero de este juego propone más de 300 fotos de alta calidad de diversos objetos de la vida diaria (silla, muñeca, despertador, etc). Se trata de encontrar el objeto representado en la carta robada entre todas las del tablero.

¡Hay que tener un ojo de lince para encontrarlo!

Además un punto positivo del tablero es que es totalmente modulable. Puede formarse un nuevo tablero en cada partida lo que lo hace más divertido e imprevisible.

Contiene un tablero a unir como si fuera un puzzle de diámetro 54.5 cm (dim. 2,8 x 2,8 cm). A partir de 4 años.

¡El niño tendrá muchas posibilidades de ganar al adulto!

Con más de 300 fotos, tanto los adultos como los niños podrán utilizarlas para otro tipo de juegos y experiencias dada su polivalencia.

  • Para el aprendizaje del vocabulario,
  • Para la comunicación no verbal,
  • Para el aprendizaje de la clasificación, de la categorización y del emparejamiento

1- El aprendizaje del vocabulario: 

Es suficiente con pedir al niño nombrar la carta que ha robado «¿qué es?. Puedes también hacer preguntas sobre el uso que se hace de ella, » ¿para que sirve? o incluso, ¿dónde podemos verlo?, etc.

2- La comunicación no verbal.

Si el niño tiene la costumbre de comunicar por imagen, puede también utilizar ciertas cartas «objetos» como medio de comunicación. Es decir, la cuchara para la comida, el balón como símbolo de tiempo libre. Para no alterar la calidad de las cartas de juego, estas pueden ser fotocopiadas y plastificadas para un uso personal y diario.

Este juego es la ocasión para hacer comprender al niño que sus cartas habitualmente utilizadas para comunicar pueden ser también usadas en momentos de convivencia.

3- El aprendizaje de la clasificación, de la categorización y del emparejamiento

El reconocimiento de los sonidos es fundamental para el aprendizaje del lenguaje y de la escritura, puede a través de las cartas pedir al niño por ejemplo de encontrar las palabras que riman.

El reconocimiento de los objetos: pedir al niño encontrar las cartas que representan los objetos, después afinar pidiéndole que quite los que pueden rodar, etc. Una clasificación por colores también es posible o de encontrar el vínculo. Es importante que el niño justifique sus acciones y decisiones. ¡Deja volar tu imaginación y busca diferentes versiones de este juego!

 

 

Todos estos pequeños ejercicios son también las bases para elaborar estrategias de juego, pero también para el razonamiento lógico.

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram