El buen tiempo ha llegado con la entrada en la primavera y las ganas de disfrutar del exterior, del sol y del viento, también. ¿Por qué no crear un verdadero circuito de psicomotricidad en el jardin? Es una actividad excelente para mejorar la motricidad global. ¡Los recorridos motores tienen la ventaja de ser lúdicos y desarrollar las capacidades psicomotrices de los niños!

 

Nuestros consejos para crear un circuito de psicomotricidad

Los circuitos desarrollan las capacidades intelectuales dando la ocasión a los niños de realizar una actividad de manera autónoma y desarrollar el gusto por el esfuerzo y la concentración. Comienza por crear un circuito constituido por una sola etapa y después introduce progresivamente otras etapas.

1.El túnel de motricidad

Pasar por dentro de un túnel puede ser una actividad extremadamente divertida para un niño. Utiliza sus habilidades motoras desarrollando un sentimiento de permanencia del objeto. Puede integrar competencias sociales a la actividad añadiendo el juego del escondite. La actividad del túnel permite también trabajar la imaginación ya que puede transformarse en diferentes cosas: una cueva secreta, un trenecito…

Descubre los circuitos de motricidad

2. Recorrido de obstáculos

Los recorridos de obstáculos ofrecen la posibilidad de utilizar las habilidades motoras: saltar, trepar, escalar… Pero también para aprender las secuencias: que debemos hacer primero… después… Empieza siempre por un recorrido con tareas simples, seguidas de pequeños desafíos más difíciles. Evalúa bien las competencias motoras de los niños y vigila que las actividades estén adaptadas a su desarrollo sin olvidar que lo más importante es que sea divertido.

 

3. Balones y pelotas

Las cosas simples son siempre una fuente de placer para los niños y los juegos de balones y pelotas forman parte de ello. Si atrapar una pelota al aire no es realista al principio, puedes trabajar añadiendo trayectorias. Comienza por intercambios haciendo rodar la pelota entre tú y el niño. Esta simple tarea desarrolla importantes competencias como el seguimiento visual y la planificación motora. Prueba también con actividades como los juegos de lanzar que desarrollan las mismas competencias para lanzar las pelotas.

También puedes jugar a lanzar todas estas pelotas (siempre y cuando tengan el tamaño adecuado) con el Juego de lanzar.

 

4. El paracaídas

El paracaídas es una gran tela sintética, muy sólida con puños en las extremidades. Sirve de soporte a numerosos juegos y momentos de intercambio y de cooperación entre los jugadores. Es una excelente herramienta para integrar los niños con discapacidad en un grupo y hacer cooperar juntos a todo el grupo.

Para saber más: El juego del paracaídas

 

5. La peonza gigante

Con esta peonza de grandes dimensiones las risas están aseguradas. Permite desarrollar el equilibrio, la coordinación y la fuerza de forma divertida. Gira con la ayuda del peso del cuerpo, se puede utilizar en el agua y ¡soporta hasta 60 kg!

Descubre todas nuestras peonzas

El desarrollo de la motricidad es un elemento clave para adquirir la autonomía. Cuando el niño ejerce su motricidad global le permite adquirir el equilibrio, la coordinación y el control de acciones como : andar, correr, escalar, saltar… No dudes en trabajarla.

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram

[instagram-feed]