Ya sea en una escuela especializada u ordinaria, en casa o en un centro de ocio, los profesores, padres y profesionales de la infancia siempre desean que los niños estén más concentrados, más tranquilos emocionalmente y más conscientes de sí mismos. El mindfulness es una técnica que puede ayudar al niño a aprender y fortalecer sus habilidades y destrezas con el tiempo. Al practicar la atención, los niños aprenderán a ser más conscientes de sus propios pensamientos, sentimientos, sensaciones y del entorno que los rodea. Esto les ayudará a volver a centrarse en el presente en lugar de en el pasado o el futuro.

 

¿Ya has oído hablar del mindfulness pero no sabe exactamente cómo aplicarlo con los niños? Aquí están nuestros mapas, para descargar al final de esta página, basados en estrategias simples que usted podrá probar! Ya sea usted un maestro especialista, un maestro común, un padre, un interventor o un profesional de la infancia, tiene el poder de enseñar a los niños prácticas de atención plena, sin tener que ser un experto: la atención plena se aprende poco a poco, no hay recetas milagrosas, sino diferentes técnicas que pueden funcionar en algunos y no en otros.

Aquí están nuestras cinco estrategias simples para practicar la atención plena con los niños y los adultos jóvenes:

Las posturas de yoga

Practica durante 10 minutos posturas de yoga simples, como la postura del árbol, del perro o de la tortuga. Descarga las cartas al final del artículo para entrenarte con los niños. Cuando termines de hacer las posturas, puedes proponer al niño de tumbarse, ¡es una forma ideal para la meditación!

Colorear en plena conciencia

Utiliza las tarjetas de colores suministradas en la descarga. Deje que los niños elijan lo que quieren colorear, ya sean dinosaurios, gatos o simplemente modelos. Facilita a los niños lápices de colores, rotuladores, marcadores…. Animar a los niños a colorear tranquilamente, con los colores que quieran. Si han cometido un error, una honda respiración y ¡a continuar!

La respiración del dragón

Un elemento importante de la atención es aprender a controlar su propia respiración. Y hay una manera de hacer que esta actividad sea muy divertida, con la respiración del dragón: ¡los niños se sientan derechos, respiran profundamente, sacan la lengua y expiran como un dragón! Esto puede parecer ridículo al principio, pero es muy útil transmitir esta idea de la respiración profunda al niño adaptándose a sus facultades de comprensión. Es una actividad excelente para hacer antes de los deberes, los exámenes o después del recreo.

Técnica del 5, 4, 3, 2, 1

¿También tenéis hijos que están «en la luna»? Esta técnica de anclaje está hecha para ellos. Permite a los niños estar más presentes, más atentos, y vivir el momento presente al máximo. Esto ayudará a los niños ansiosos o enfadados de manera persistente. Deben mirar a su alrededor y encontrar cinco cosas que puedan ver, cuatro que puedan tocar, tres que puedan oír, dos que puedan sentir y una que puedan saborear.Cuando terminen de enumerarlos, estarán más presentes y más tranquilos.

¡Descarga las tarjetas!

Una actividad simple y rápida, puedes añadirla a su rutina diaria para ayudar a los niños a mejorar su concentración, desarrollar el autocontrol, ser más conscientes de sí mismos y sentirse mejor consigo mismos. ¿Tienes otros métodos y técnicas para practicar la atención plena con los niños? ¡Comparte con nosotros!

 

Mindfulness: 5 actividades de yoga para niños


Tarjetas de bienestar y relajación

Contiene 6 x A4 en pdf. Imprimir en cartulina

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram