Stéphanie Hernández y Dorine Berton son dos ortopedagogas que orientan regularmente a los alumnos con DIS y a sus familias para entender su funcionamiento y poder aprender con más tranquilidad. Proponen estrategias compensatorias para el aprendizaje que pueden aplicarse a la vida cotidiana. Han elaborado este artículo basándose en sus intercambios e imaginando los pensamientos y sentimientos de los niños con DIS cuando abordamos el tema de la confianza en uno mismo. Disfruta de la lectura.

¿Qué significa «tener confianza en uno mismo»?

«Confía en ti mismo», «ten confianza en ti mismo» o «mantén la confianza», son expresiones positivas que se supone que motivan a los alumnos a manejar mejor sus fortalezas y posibilidades. No obstante, este concepto sigue siendo tan subjetivo que no podría definirse en una sola frase, como sugiere el diccionario de psicología: «La confianza en uno mismo consiste, ante todo, en conocerse, creer en su propio potencial y en sus habilidades».

Como dijo Sócrates: «¡Conócete a ti mismo!»… de forma que todo el proceso de conocerse a uno mismo conduciría a una mejor comprensión del propio funcionamiento. Mediante la activación de nuestros propios recursos podemos lograr el bienestar conforme a lo que realmente somos.

>> Para leer: Construir la confianza y la autoestima a cualquier edad ninos contentos

En la piel de un niño con DIS

Paul, de 10 años, acaba de ser diagnosticado con DIS. Esta es su historia:

Me acaban de diagnosticar un trastorno de aprendizaje. Ha sido una época rara, hacía tiempo que pensaba: «algo anda mal, ¿qué me pasa?». Pero finalmente, me di cuenta de que ¡NO ES MI CULPA!

Funciono de manera diferente, pero me niego a ser diferente a los demás. De un día para otro, respondí a las preguntas de varios especialistas que me hicieron pruebas, me hablaron sobre medidas…. Y ya lo he entendido, me explicaron que el aprendizaje sería más complicado para mí, pero que podré llegar con esfuerzo, compensaciones y tiempo.

Voy al logopeda, al psicólogo, al terapeuta ocupacional o al psicomotricista, tengo derecho a un auxiliar pedagógico, a un plan de orientación personalizado y a cualquier otro, todo el mundo se moviliza por mí y conmigo. Sin embargo, aunque lo hago lo mejor que puedo, me canso, me paso el tiempo haciendo cosas y volviéndolas a hacer; mis resultados no están a la altura de mis esfuerzos, a veces me ponen anotaciones como: «hay que trabajar más» o «llegarás si te esfuerzas» o «puedes hacerlo mejor».

En lugar de irme a casa a jugar, me voy a ver a uno o a varios especialistas en aprendizaje. Me desanimo, no me siento capaz, tengo miedo, estoy triste por no poder complacer a mis padres o a mis profesores, por ser diferente, estoy preocupado…

Estoy perdiendo la confianza, me frustro sobre lo que no consigo o no puedo hacer. Sin embargo, en el deporte, en mi tiempo libre, soy como los demás, este trastorno no se ve… Algunos incluso piensan que estoy fingiendo, que me aprovecho de la situación o que me cuesta aceptarla…

Niño_TDAH

El análisis de Stéphanie y Dorine

Los estudiantes con un trastorno DIS, como los disléxicos, a veces se sienten excluidos, despreciados o estigmatizados. Tienen una profunda sensación de no ser «normales» y de ser incapaces de actuar como sus compañeros. Cometer errores de ortografía, invertir las sílabas o leer despacio son pruebas que marcan su vida cotidiana y les crean ansiedad.

Al rehabilitar el derecho a cometer errores y fomentar la diversidad, el alumno estaría en condiciones de aceptar su singularidad. De hecho, los estudiantes disléxicos tienen muchas cualidades que aportar: sentido de la observación con visualización 3D, comunicación oral, creatividad, curiosidad, etc.

¿Cómo se puede ayudar a los niños con DIS a recuperar la confianza en sí mismos?

Para ayudar a los niños con DIS a recuperar la confianza en sí mismos, basta con hacer anotaciones sobre lo que logran hacer, felicitándoles por sus progresos. Cuando sean críticos con ellos mismos, hay que recordarles lo que ya han logrado o hecho. Y cuando terminen, felicitarles. Dales unas horas para desarrollar sus cualidades y talentos fuera del aprendizaje, solo para demostrarles que son únicos ¡y que deben estar orgullosos de sí mismos!

Enseñarles a ser capaces de hacer las cosas de manera diferente y a recuperar la confianza poco a poco, para convertirles en adultos DIS seguros de sí mismos, que sepan encontrar su lugar para asumir su diferencia con el fin de aprender.

Para fortalecer la confianza en uno mismo, existen diversos métodos y actividades de psicología positiva, inteligencia emocional, respiración por coherencia cardíaca o técnicas psicocorporales. Estas prácticas diarias crean automatismos que contribuyen a reforzar una imagen positiva de uno mismo.

Niño con confianza

Aceptarse a uno mismo con sus cualidades e imperfecciones es simplemente perfecto. La autenticidad es liberadora porque implica ser uno mismo sin ningún artificio. El aprendizaje también hay que adoptarlo, hay que plantar muchas semillas para cosechar los frutos del éxito. ¡Cultiva tu personalidad, tus virtudes y tus objetivos! Todos los alumnos son superhéroes, tanto si son DIS, como si son DI-ferentes, y esa es su fuerza, su mayor logro.

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram

[instagram-feed]