En ocasiones, tenemos una visión de la adolescencia como una etapa alegre de la vida, divertida e inconsciente, al margen de los problemas. Sin embargo, es un periodo convulso, con cambios físicos, psíquicos, emocionales y sociales. Y sobre todo en aquellos con discapacidad. La adolescencia para muchos, es un periodo con experiencias complicadas y situaciones personales difíciles. Pero, ¿cómo es posible que algunas personas puedan atravesar estos momentos críticos y consigan recuperarse más fácilemente?  

¿Qué es la resilencia?

El término “resiliencia” se refiere a la capacidad del sujeto para adaptarse con eficacia a las situaciones adversas, traumáticas o altamente estresantes para seguir avanzando. Las personas con resilencia, aprovechan las dificultades o los traumas difíciles que viven para obtener un beneficio que les permita obtener recursos útiles para el futuro.

Alguien resiliente se caracteriza por ser introspectivo, independiente y por mantener cierta distancia emocional con los problemas. Asimismo, tiene iniciativa para emprender proyectos o involucrarse en actividades nueva.

La resilencia en la discapacidad

La resilencia en personas con discapacidad se presenta debido a múltiples factores como la incomprensión social, la discriminación, o la comunicación.

La persona con discapacidad se enfrenta a numerosas adversidades a lo largo de su vida: la aceptación de las propias limitaciones, la discriminación de una parte de la sociedad, o el proceso de adaptación continuo de la familia, que acampaña al adolescente en su  adversidad, y por lo tanto factor relevante del crecimiento resiliente de la persona con discapacidad.

 

Cómo desarrollar la resilencia en los adolescentes

Confucio decía: “Nuestra mayor gloria no se basa en no haber fracasado nunca, sino en habernos levantado cada vez que caímos”. Te damos 5 consejos para desarrollar la resilencia en niños y adolescentes:

1. Establecer vínculos y relaciones

Ayuda a tu hijo a hablar, sobre un momento especialmente difícil de su vida. Fomenta la conversación aunque las opiniones sean diferentes, para hablar de todas sus dudas y miedos. Hay que evitar el aislamiento del adolescente y que se construyan barreras entre él y su círculo de amigos o la familia.

2. Crea un rincón para descansar de los problemas

Alejarse de las noticas de la televisión o de los acontecimientos negativos del día, creando un espacio para retomar energías y aislarse de todo. Es importante tener un espacio en el que refugiarse, en el que poder conversar y exprimir los miedos o la ansiedad.

Muchos adolescentes, tiene cambios bruscos de humor, debido a los niveles hormonales, lo que les hace tener una percepción extrema de ciertos sucesos. Intenta tranquilizar y ser comprensivo. A veces, buscar un apoyo profesional, puede ser también una solución para fortalecer su resilencia.

>> Saber más: Depresión en niñosy adolescentes

3. Enséñale que el cambio hace parte de la vida

Los cambios y, aveces, la tristeza o la preocupación, forman parte de la vida de todo el mundo. No deben sentirse extraños o diferentes al resto de los mortales. Todo el mundo tiene momentos delicados, y no es grave. Simplemente, ser conscientes de ello y abordarlo con total naturalidad. Tomar el control de la situación y ponerse manos a la obra para seguir avanzando.

4. Fortalece su autoestima y el positivismo

Sé positivo con el adolescente, intenta contagiarle alegría y optimismo. Aunque el momento sea complicado, las cosas cambian y los malos tiempos acaban. La autoestima es clave para sentar las bases de la resiliencia. De esta forma, el adolescente se respeta a sí mismo y a los demás. Por lo tanto, cree que los demás deben tratarlo con respeto también, yserá menos vulnerable frente el bullying o acoso escolar.

 

Si caíste ayer, levántate hoy. Herbert G. Wells-

>> Saber más sobre la psicología positiva

5. Ayúdale a buscar restos y desafíos

La resiliencia significa sentir confianza sobre uno mismo. Saber organizarse y desarrollar habilidades para la planificación preparan al adolescente para el trabajo duro. Para ello, los adolescentes deben potenciar sus fortalezas y conocer sus limitaciones.

>> Saber más: La confianza de los niños en sí mismos

 

Descubre en este vídeo de Begoña de Torres-Peralta Paege, más ideas y psicóloga infantil en Madrid:

 

 

¿Has tenido alguna situación similar? Si tienes ideas, consejos o experiencias ¡comparte con nosotros!


Fuentes:

RESILIENCIA Y DISCAPACIDAD: UN TÁNDEM HACIA EL CRECIMIENTO PERSONAL. Pablo Rodríguez Herrero y Gemma de la Torre Bujones

 

 

 

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram

[instagram-feed]