Las vacaciones son un periodo largo donde las reglas, los horarios y las tareas diarias desaparecen en la mayoría de los casos, incluso en la manera de comer. Con el comienzo del nuevo curso a la vuelta de la esquina mucho padres comienzan a imponer el nuevo ritmo a al hora de irse a dormir, del baño…Descubre 4 beneficios de las rutinas en este artículo que hemos preparada para ti.

¿Qué es una rutina?

Una rutina, es una costumbre adquirida que nos incita a hacer de la misma manera una serie de gestos a una frecuencia dada. 

La rutina cuando hablamos del universo de los más pequeños de la casa puede ser un ritual al momento de acostarse, los gestos para lavarse los dientes, la cena… Seguir una rutina implica una gran regularidad, una cierta repetición de gestos y/o palabras y reglas bien establecidas y continuas. Las rutinas pueden ser transcritas a un soporte visual para desarrollar la autonomía del niño. Son útiles para aprender a hacer las cosas solo… Pero no solo para eso.

A menudo el hecho de utilizar rutinas visuales está asociado a las necesidades de anticipación de las personas con autismo. ¿Pero sabía que las rutinas pueden ser útiles para todos los niños, sea cual sean sus particularidades?

 

Beneficios de las rutinas

Las rutinas tienen enormes beneficios para el desarrollo de los niños y son necesarias en la construcción de su persona:

1. Las rutinas dan un sentimiento de seguridad y de confianza a los niños

Los niños saben lo que va a pasar con antelación y esto les tranquiliza. Las rutinas permiten también desarrollar las competencias como la anticipación y la planificación.

 

Lámpara de noche búho: Esta lámpara de noche en forma de búho proyecta en su vientre estrellas y lunas luminosas, creando una atmósfera mágica. Tiene 12 melodías relajantes. para ayudar al niño a conciliar el sueño.

Lámpara de noche tortuga: El caparazón de esta bonita tortuga se ilumina para proyectar en el techo un cielo estrellado de colores. Tiene 12 melodías relajantes y su vientre es suave y se ilumina.

 

 2. Las rutinas ayudan a estructurar el día

Las rutinas estructuran la jornada en eventos conocidos y recurrentes. Estos eventos permiten al niño situarse concretamente en el espacio que representa una jornada. Para ir algo más lejos en la construcción del tiempo, porqué no usar refuerzos visuales como este para facilitar la tarea e incluso incluir un time timer para dar indicaciones de tiempo en la rutina en general, estableciendo la duración de cada etapa de la rutina.

Un ejemplo muy eficaz son los pictogramas de Ideo Picto para programar las tareas del día.

 

3. Limitan los conflictos

Además de limitar los conflictos en el seno de la familia, permiten a los padres ejercer su autoridad y guiar de manera frontal.

Intenta, en la medida de los posible hacer participar al niño en la instalación del soporte visual para motivar al niño lo máximo posible. Para realizar de cada etapa, es aconsejable que el niño esté presente para aportar diferentes tipos de ayudas: orales, materiales, motoras…y personalizar el planning.

>> Descarga gratis: El muro del tiempo Montessori

 

 

4. Las rutinas desarrollan de la autonomía del niño

Descomponiendo una tarea en varias micro tareas, puede hacerla más abordable para el niño, sobre todo para un niño con dispraxia. En un primer tiempo, no podrá realizar más de una sola etapa de manera autónoma y las otras las hará bajo el impulso de ayudas orales o físicas. Después, progresivamente aprenderá a hacer todos los gestos solo. La rutina es útil para ayudarle en el encadenamiento de los gestos uno después de otro.

 

Para ayudarle a controlar y comprender el paso el tiempo, lo más adecuado es el Time Timer. Tienes de todos los colores, tamaños y tiempo de duración. ¿Y tú tienes ideas para compartir con nosotros?

 

 

 

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram