… y rituales para su hijo

 

Una rutina, es una costumbre adquirida que nos incita a hacer de la misma manera una serie de gestos a una frecuencia dada. 

Puede ser un ritual al momento de acostarse, los gestos para lavarse los dientes, la cena… Seguir una rutina implica una gran regularidad, una cierta repetición de gestos y/o palabras y reglas bien establecidas y continuas. Las rutinas pueden ser transcritas a un soporte visual en una ópticas de desarrollo de la autonomía del niño. Son útiles para aprender a hacer las cosas solo… Pero no solo para eso.

A menudo el hecho de utilizar rutinas visuales esta asociado a las necesidades de anticipación de las personas con autismo. ¿Pero sabía que las rutinas pueden ser útiles para todos los niños, sea cual sean sus particularidades?

1. Las rutinas dan un sentimiento de seguridad y de confianza a los niños.

Los niños saben lo que va a pasar con antelación. Esto les tranquiliza. Las rutinas permiten también desarrollar las competencias como la anticipación y la planificación.

fb-293-sit

La lamparilla de mar se integra en un ritual del momento de acostarse para facilitar el adormecimiento

 2. Son donadores de tiempo

Las rutinas estructuran la jornada en eventos conocidos y recurrentes. Estos eventos permiten al niño situarse concretamente en el espacio que representa una jornada. Para ir algo más lejos en la construcción del tiempo, porqué no usar refuerzos visuales como este para facilitar la tarea e incluso incluir un time timer para dar indicaciones de tiempo en la rutina en general, estableciendo la duración de cada etapa de la rutina.

dv-794-sit_sdb

Los soportes de afichaje modulables pequeño formato

dv-795

Los paneles modulables gran formato

3. Limitan los conflictos y permiten a los padres ejercer su autoridad y su  guía de manera frontal.

Intente, en la medida de los posible hacer participar al niño en la instalación del soporte visual de la rutina con el fin de motivarlo lo máximo posible. Para la realización de cada etapa, puede estar presente para aportar diferentes tipos de ayudas: orales, materiales, motoras…

 

poutre-temps

El muro del tiempo descargable en nuestro blog

 

.

4. Permiten aprender a hacer solo los gestos diarios así como el desarrollo dela autonomía.

Descomponiendo una tarea en varias micro tareas, puede hacerla más abordable para el niño, sobre todo para un niño con dispraxia. En un primer tiempo, no podrá realizar más de una sola etapa de manera autónoma y las otras las hará bajo el impulso de ayudas orales o físicas. Después, progresivamente aprenderá a hacer todos los gestos solo. La rutina es útil para ayudarle en el encadenamiento de los gestos uno después de otro.

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram