Los niños pequeños pueden experimentar ansiedad, y es un sentimiento normal. La ansiedad es una reacción de miedo ante lo desconocido o ante una situación nueva y puede ayudar al niño a ser precavido ante situaciones que puedan estresarle o desencadenar sentimientos negativos. A veces, la ansiedad se vuelve difícil de manejar para el niño, ya que se hace demasiado presente en situaciones que no suelen ser motivo de preocupación. Por lo tanto, si el niño muestra signos de ansiedad en situaciones nuevas o incluso en la vida cotidiana, es importante adoptar soluciones para reducir los sentimientos negativos. 

1. Escucha a tu hijo

Permita que le confíen cuando sientan la necesidad de hacerlo y no dude en preguntarles si empiezan a sentirse ansiosos y parece que no se sienten bien. Hablar con tu hijo y permitirle que confíe en ti le ayudará a expresar sus sentimientos con palabras. Una forma de ayudarles a expresar sus sentimientos es utilizar nuestros juegos de emociones y expresiones.

Juego de las emociones : Este material propone múltiples actividades relacionadas con el tema de las expresiones faciales: expresión oral, clasificación, bingo. 6 expresiones: la sonrisa, la risa, la tristeza, el enfado, el asco y la sorpresa.

2. Evita sobreprotegerlo

Por supuesto, es importante que los padres tranquilicen a sus hijos cuando tienen miedo de algo. Debemos mostrar a los niños que estamos ahí para apoyarlos en cualquier situación. Sin embargo, no debemos sobreprotegerlos, ya que esto puede hacerles sentir que tienen razón de estar ansiosos.

3. Toma en serio la ansiedad de tu hijo

Cuando su hijo está ansioso, es un sentimiento real. Es importante no dramatizar la situación ni minimizarla. Tu hijo necesita sentir que le tomas en serio y que no le juzgas por sus sentimientos.

4. Aplica una técnica de vuelta a la calma

Establece un momento del día para volver a la calma. Puedes proporcionar al niño una caja con herramientas para ayudarle a calmarse. A continuación, puedes ofrecerle utilizar esta caja en un rincón tranquilo, donde pueda aislarse de los estímulos externos y autorregularse. Los fidgets son un método eficaz y divertido de autorregularse.

La patata simpática: Este personaje en forma de patata tiene una consistencia muy suave similar a la de la pasta para moldear pero cubierta de una «piel» resistente. Retuérzala, estírela para cambiar la expresión de su rostro.

5. Ser su ejemplo

Intenta cuestionar tu propio manejo del estrés y la ansiedad. Los niños son esponjas y modelan su comportamiento según el de sus padres. Lo importante es no hacer que tu hijo sienta tu propia ansiedad. La crianza de los hijos no es fácil todos los días y es común sentirse abrumado por las emociones. También existen herramientas como los Emoticonos para adultos, que te ayudarán a entender tus emociones para que puedas ayudar a tus hijos a canalizar las suyas.

 

6. Ten reglas y rutinas claras

La ansiedad puede ser causada a menudo por situaciones cambiantes, comportamientos diferentes o incluso cambios en la rutina. Por este motivo, los niños ansiosos siempre están más tranquilos cuando se encuentran en un entorno estructurado y predecible, con reglas y rutinas claras.

7. Utiliza pictogramas

Para ayudar al niño a visualizar los pasos de una rutina y entender mejor el futuro, puedes utilizar pictogramas. Estas ayudas visuales ayudarán al niño a orientarse y a ser capaz de anticiparse, lo que reducirá su ansiedad.

Tom Tag en casa:Kit para ayudar a los niños a comprender la estructura de su día en casa. Además le guiará durante las tareas específicas o le orientará con algunos comportamientos. La anticipación le ayudará a reducir la ansiedad ante lo desconocido y a mejorar su  comunicación con un método muy visual que fomenta la autonomía.

8. Encuentra información sobre sus preocupaciones

Algunos niños ganan poder y confianza cuando tienen más información sobre sus miedos (información técnica, psicológica, biológica…). Por ello, puedes organizar con ellos sesiones de investigación en Internet, en la biblioteca o viendo vídeos.

9. Aplicación de técnicas de relajación

El yoga ayudará a regular y temporizar las emociones del niño. Practicando esta actividad, podrá liberar sus tensiones sin violencia. El yoga nos permite desahogarnos y exteriorizar lo que ocurre en nuestro interior para alcanzar un estado de plenitud y serenidad.

>> Descubre los beneficios del yoga para los niños

10. Establece un ritual de masaje

Los masajes tienen efectos relajantes y calmantes y también ayudan a aliviar la presión. Puedes establecer un momento al final del día con tu hijo para establecer un masaje relajante.

 

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram

[instagram-feed]