Cada vez oímos más hablar del porteo en la primera etapa de vida del bebé. Existen muchos tipos de porteo: mochila, bandolera, mei tai, pouch. En este artículo os vamos a explicar un poco más sobre el porteo ergonómico y fisiológico así como los beneficios que aporta tanto al niño como a los padres. Para algunos, estas dos palabras son obvias, pero no para todos. 

 

¿Qué es el porteo ergonómico y fisiológico?

El llamado porteo «ergonómico y fisiológico» es aquel que respeta al máximo la postura natural del niño cuando se lleva en los brazos, según su edad, tono, columna vertebral, apertura pélvica, capacidades musculares, etc. Es un sistema de transporte que se adapta al niño y no al revés. El arnés es la herramienta que permite adaptarse con la mayor precisión posible a cada niño y a cada usuario, gracias a los diferentes anudados y ajustes del tejido que son posibles. Pero hay otras formas de transporte que pueden satisfacer las necesidades del niño y de sus padres (o del adulto que lo lleva).

Especialmente para niños mayores y más pesados. ¡O más curiosos por descubrir el mundo! Algunos sistemas de transporte están anudados, otros enganchados, algunos se utilizan principalmente para el transporte de caderas…… La elección es amplia. Uno de los criterios importantes que se debe cumplir es el apoyo de la pelvis del niño: debe ser de calidad suficiente para proporcionarle un buen apoyo, no para darle la sensación de estar suspendido en un arnés de escalada, o para tener la sensación de que su cuerpo puede caerse.

Otro punto importante es el apoyo de la espalda, que debe ser óptimo y cubrir suficientemente hasta la base del cuello. Un buen porteo fisiológico es también aquel que respeta las reglas básicas de seguridad: un porteo con el bebé en posición vertical, las vías respiratorias despejadas y la espalda del niño lo suficientemente apoyada como para no estar demasiado rígida.

 

portage physiologique

¿Cuál es la posición ideal?

La posición ideal varía según la morfología y gustos de cada niño. La primera cosa a realizar es observar cómo se posiciona el niño cuando lo cojemos en brazos. Existen otros criterios comunes en la postura de un niño que portamos, para que se respete su posición natural y que el porte no imponga ninguna limitación (postural, muscular, de apoyo…). Puntos que debes  comprobar antes de realizar el porteo en un niño:

  • La pelvis debe estar bien mantenida con una ayuda complementaria entre la parte trasera de las piernas.
  • Rodillas más altas que los glúteos, o al menos a nivel de los glúteos, con una buena inclinación de la pelvis que permite enrollarlo
  • La columna vertebral permite al niño encogerse (varía según cada niño, según su edad de desarrollo y capacidades musculares, según si está despierto o dormido….)
  • Los brazos más cerca de su cara, o recogidos cerca del eje de su cuerpo para encogerse mejor.

¿Cuáles son los distintos tipos de porteo?

Existen 5 grandes categorías de porteo que encontramos en la cultura occidental:  de moyens de portage que l’on peut trouver dans notre culture occidentale et notamment française :

  • Los fulares elásticos, an algodón y algún componente elástico para adaptarlo mejor al bebé. Se recomienda para los niños entre 8 y 10 kg.
  • Los fulares tejidos no tienen límite de peso y son muy resistentes. Suelen ser en algodón, lino, bambú…
  • Las bandoleras hacen recaer el peso sobre la espalda y un solo hombro. Tienes dos tipos distintos de bandoleras: las de anillas que puedes usar en recién nacidos y el pouch que se recomienda para niños que ya se mantiene sentados.
  • Los meï taï de inspiración asiática se componen de un panel cuadrado o rectangular de tela con cuatro bandas que se atan a la cintura y los hombros. Reparte el peso de forma equilibrada y se puede utilizar con bebés desde 6 o 7 kg hasta los 15 kg aproximadamente.
  • Las mochilas portabebés ergonómicas: para portear a bebés de 6-7 kg hasta 20 kg aproximadamente, aunque hay algunos modelos que incorporan adaptadores para recién nacidos y así poder usarlas también en los primeros meses.

 

Fuente Au fil des liens, Marion Leuger

¿Cuáles son los beneficios para el bebé del porteo ergonómico?

El bebé encuentra un universo sensorial en su vida intrauterina: volumen, balanceo, latidos, olores y vibraciones con la voz de los padres. El bebé humano nace para ser porteado. Para su supervivencia, está programado para que pueda aferrarse a sus padres para alimentarse, sentirse seguro, amado…. Llevarlo le permitirá, por tanto, alimentar este sentimiento de pertenencia y seguridad interior. Esta base de seguridad emocional es la base para un apego de calidad con sus patrones de apego, y el desarrollo de un apego seguro para una exploración serena de su entorno. También hay muchos beneficios en la regulación térmica, el sistema digestivo (cólicos, gases, enfermedad de reflujo gastroesofágico), y las funciones vitales en los niños en caso de parto prematuro u hospitalización.

Existe una disminución del llanto y favorece la calidad del sueño.

Favorece la lactancia materna sobre todo a la demanda y protege el desarrollo de la espalda.

Los niños establecerá un fuerte vínculo con su madre o su padre, sintiéndose seguro gracias a su presencia.

Satisfacer sus necesidades crea adultos independientes y seguros para el futuro.

 

https://www.instagram.com/p/B0WxUVnAxF5/

¿Cuáles son los beneficios del porteo para los padres?

Uno de los primeros beneficios para el adulto es  alimentar el sentimiento paterno y crear un vínculo con el hijo. El padre aprende a conocer mejor a su bebé estando atento a las señales de su cuerpo, ganando confianza en los gestos de manipulación, creando un verdadero diálogo tónico-emocional. De hecho, se establecerá un diálogo no verbal entre el padre y el bebé, que les permitirá comunicarse con su cuerpo, transmitir mensajes emocionales a través de este contacto corporal. El padre encuentra satisfacción porque se siente competente para responder a las necesidades de de su hijo.

Al mismo tiempo, el padre tiene las manos libres para ocuparse del bebé y tener autonomía y movilidad para realizar otras tareas.

Para las madres, disminuye el riesgo de depresión post parto.

Favorece la postura correcta de la espalda y la musculatura.

 

 

Au fil des liens, Marion Leuger

 

¿Hasta qué edad es posible el porteo con el niño?

Es posible llevar un bebé desde el nacimiento, incluso en caso de parto prematuro (que se adaptará a cada situación). La edad no es un límite en sí misma. Se trata más bien de ver según la necesidad, el peso o la estatura del niño. Porque cada padre tendrá una carga máxima de capacidad de carga. Entonces, basta con tener un sistema de transporte adaptado al peso y la estatura de su hijo. Por ejemplo, hay algunos sistemas de porteo probados científicamente que permiten hasta casi 30 kg de peso! La gran mayoría de los sistemas de transporte disponibles en el mercado europeo están homologados para cargas de hasta 15 o incluso 20 kg.

 

¿Y tú, practicas el porteo? ¡Cuéntanos!

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram

[instagram-feed]