Maria Montessori decía » el niño pide que se le ayude para poder actuar solo», esto refleja el papel del adulto de acompañar y guiar al niño en su autonomía. Y uno de los objetivos de la pedagogía Montessori es permitir aumentar la confianza en los niños y ser autónomo. En este artículo se va abordar cómo esta pedagogía desarrolla y respeta la autonomía de los niños. 

El papel del adulto

En la pedagogía Montessori el adulto (que sea padre, educador, profesor) tiene un papel muy importante. Es ante todo un observador. En efecto la observación es necesaria para conocer mejor al niño y saber qué material específico presentarle según su fase de desarrollo. Además del papel de observador, el adulto también tiene un papel de guía y de acompañante que hay que encarnar. Va a guiarlo hacia actividades constructivas y atrayentes de desarrollo. Pero atención, hay que respetar la necesidad y el ritmo del niño. Es para esto que la observación es de gran importancia. 

 

El adulto también deberá saber de estar ausente y estar presente según la necesidad del niño. Saber eclipsarse cuando su presencia es «superflua» es esencial. Gracias a la observación también se  identifica cuando se puede proponer una nueva actividad al niño. El desafío más grande es saber cuándo intervenir y cuándo dejarle la vía libre al niño. Así como lo decía tan bien María Montessori: » el niño no es un vaso que debe llenarse, sino una fuente que se deja brotar «.

El papel del entorno

María Montessori había comprendido una cosa: que hacían falta objetos adaptados a niño. En efecto, en una casa todo es demasiado grande para los niños ya que son concebidos por y para los adultos. Hay que proponer a los niños del mobiliario adaptado a su talla: sillas, mesas, banquetas para poder lavarse las manos en toda autonomía, fijar uno perchero a su altura… En efecto, optando por este material el niño tendrá las capacidades de actuar sólo y pues de desarrollar su autonomía.

El entorno en el que evoluciona el niño pues es importante. El ideal es proponer uno o varios punza sueldo fijo para ayudarle por ejemplo a lavarse las manos a solas. El neceser debe estar a disposición fácilmente del niño. Desde luego todo esto dependerá de la edad y del niño.

>> Saber más: Crear un rincón Montessori en el baño

 

 

El material Montessori

La pedagogía Montessori dispone de su propio material que es reflexiona según las necesidades de los niños. Cada material persigue un fin particular y es autocorrectivo. Gracias a ésto el niño mismo comprueba la necesidad de empezar de nuevo o de mejorar. Descubre el material Montessori para desarrollar competencias unidas a la autonomía.

Material para desarrollar la motricidad fina
La motricidad fina es un requisito previo esencial para realizar todo tipo de actividad: comer solo, vestirse, escribir… Esta competencia es esencial en el desarrollo de la autonomía entre los niños.

 

La torre rosa montessori: La Torre Rosa consta de 10 cubos de madera de 1 a 10 cm3 que hay que apilar y sirven para entender la noción de tamaño. El control de errores es visual, pero también propioceptivo, ya que los cubos están llenos. Así, el más pesado es el más grande. Un excelente material de la pedagogía Montessori. Cubos de 1 a 10 cm. Madera maciza. Desde 3 años.

Mi primer juego montessori: Este gran clásico de la pedagogía Montessori permite a los niños ejercitar su motricidad fina y su coordinación ojo-mano. Es también un excelente juego para comprender la permanencia del objeto ¡para saber entender que la pelota existe aunque ya no la veamos! De madera. Dim. 15 x 13 x 13 cm. Desde 3 años.

Material para aprender a vestirse solo

Marco de vestir montessori: Estos marcos de vestir, inspiración Montessori, desarrollan capacidades prácticas. El niño mejora su motricidad fina, coordinación y capacidad de concentración.5 marcos vendidos por unidad: botones (desde 3 años), lazos (desde 4 años), corchetes (desde 5 años),cremalleras(desde 6 años) y hebillas(desde 7 años).De madera. Dim. 30 x 30 cm.

>> Descarga el Muro del Tiempo Montessori

Material para desarrollar la concentración y la organización

Tabletas rugosas montessori: 10 tabletas rugosas formando 5 pares de rugosidades más o menos marcadas. Los niños podrán manipularlas, clasificarlas o buscar las parejas. Un gran clásico de la pedagogía Montessori para desarrollar la percepción táctil, la concentración y la organización. De madera. Entregado en una caja. Dim. 9 x 12 cm. Desde 3 años.

Tablillas térmicas montessori: Esta caja compartimentada contiene 5 pares de tablillas, cada una de ellas de distinta temperatura y material: madera, corcho, mármol, hierro y vidrio. Las superficies de temperatura distinta permiten experimentar sensaciones diferentes. Dim. tablillas 8 x 4 cm. Desde 3 años.

>>Bandeja Montessori : ¡desarrollo mis sentidos! 

Fuentes:
http://www.montessori.quebec/education/index.php?page=autonomie
Gracias a Marine Activity por su ayuda en la redacción de este artículo: https://marineactivity.wordpress.com/

 

 

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram