¡Ya es primavera! El momento perfecto para sacar la bandeja de exploración al jardín o a la terraza y que tus hijos se pongan a crear los mundos y escenarios que deseen. Al tomar el control, explorar y darles vida a estos diferentes mundos, los pequeños se divierten, inventan historias y desarrollan competencias clave, ¡sin ni siquiera darse cuenta! La bandeja de exploración permite crear una infinidad de universos, y siempre adaptados al desarrollo del niño.

¿Se te acabó la inspiración? ¡Aquí te proponemos 19 ideas para usar las bandejas de exploración que hemos descubierto en Instagram o que hemos realizado nosotros mismos! Acompaña a tus hijos a descubrir materiales con talleres de trasvase gigantes, dales un trampolín para su imaginación, acompáñalos en el descubrimiento de sus sentidos, desarrolla su creatividad, fomenta su curiosidad y ¡permíteles adquirir competencias básicas mediante la experimentación!

Asesoramiento previo de una especialista

Méline Dutriévoz-Boyer es educadora de niños pequeños, directora de una guardería y formadora de preescolar, y la primera persona que definió el concepto de Pedagogía Slow. También es autora del libro Trésors Ludiques, en el que ofrece una recopilación de talleres de descubrimiento para experimentar y, simplemente, maravillarse y disfrutar de los momentos de convivencia con las bandejas de descubrimiento. Estas son sus recomendaciones antes de empezar:

Para realizar escenarios educativos que estimulen la curiosidad, la creatividad y el deseo de experimentar del niño, ten siempre presente que deberás hacer sugerencias a tu hijo, pero sin adelantarte, para dejar que exprese plenamente su imaginación y su creatividad. Tu primera misión como adulto acompañante será reunir materiales y sustancias, juntarlos para crear un conjunto armonioso y entrar en un universo determinado o en un tema concreto.

>> Lee : «Escenificación pedagógica para bandejas de exploración»

1. Universo oceánico

Agua coloreada, figuritas pequeñas, algunas conchas recogidas en la playa y… ¡tendrás un universo oceánico o marítimo! Para la arena: puedes hacer arena de luna con aceite y harina o utilizar una de las plastilinas disponibles en la web de Hop’Toys.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ℯ ℯ (@_les_ptits_explorateurs_) el 2 de julio de 2020 a las 7:46 PDT

2. En la granja

Algunas vallas, hierba recién cortada del jardín, figuritas de animales de granja, piedrecitas, algunas verduras del huerto… ¡y eso es todo! Tu hijo se sumergirá en el universo de la granja y podrá inventar muchas historias él solo, con sus hermanos o con sus amigos.

 

3. El mundo marino

Usando el tablero decorativo de coral, algunas figuritas y guijarros, puedes crear tu propia bandeja sensorial sobre el mundo marino. ¡Una auténtica inmersión para descubrir la fauna y la flora marinas de forma divertida!

4. El mandala de inspiración Reggio

El mandala ayuda a canalizar la energía de los niños, les ayuda a concentrarse y a relajarse. La práctica regular estimula la imaginación y desarrolla la confianza en uno mismo. ¡Un verdadero arte terapéutico y espiritual! De hecho, permite que el niño se tranquilice, recargue las pilas y reduzca el estrés. Ponemos elementos naturales recogidos del jardín o del parque y algunas piezas sueltas como hojas translúcidas, círculos de bambú, piedras naturales…

>> Lee también: «Los principales puntos de la Pedagogía Reggio»

5. Trasvases

Llenar, vaciar y volver a empezar, a los niños les encantan los juegos de trasvases, que son a la vez una fuente de diversión infinita y una mina de aprendizaje. Les permiten desarrollar su motricidad fina, su coordinación ojo-mano y descubrir materiales y texturas nuevas. Aquí, hemos mezclado arroz con colorante alimentario y lo hemos puesto en una bandeja. Le damos al niño un kit de motricidad fina y unos cuantos recipientes para animarle a verter el arroz en cada uno de ellos. Es una forma divertida de aprender los colores y desarrollar competencias clave como la creatividad, la concentración y el pensamiento divergente. Al realizar los trasvases en la bandeja de exploración, delimitamos la zona de juego, canalizando así la emoción ¡y evitando que se desparrame por todas partes!

6. La obra

¡Una bandeja sensorial sobre la obra! Es una oportunidad ideal para aprender nuevo vocabulario sobre la obra, para amasar, tocar, aplastar, mezclar diferentes materiales y texturas (arena, guijarros, hojas), y aprender sobre el peso, el equilibrio… De este modo, ¡se fomenta la desensibilización sensorial de forma lúdica para todos los niños! Tanto si tienen hipersensibilidad táctil como si no.

7. Esconder objetos

Ponemos arena de diferentes texturas y materiales en la bandeja de exploración: arena blanda, húmeda y suave ¡para una exploración sensorial única! Enterramos las figuritas y otros objetos en la arena. ¡El niño tendrá que buscar los objetos y luego construir su propio universo! Elige los elementos en función de los intereses de tu hijo. Al manipular los distintos tipos de arena, el niño desarrollará, entre otras cosas, la agilidad de sus dedos. También puedes proponerle un tema que aún no conozca para enriquecer su vocabulario y descubrir nuevos objetos y elementos.

8. Limpiar el bosque

El bosque está lleno de residuos, es absolutamente necesario recogerlo todo para ayudar a los animales a librarse de ella y a preservar la naturaleza. Una bandeja de exploración sensorial para enseñar a los niños la noción del respeto a la naturaleza mientras juegan y descubren nuevas sensaciones.

9. El despertar de las manos

Hay que despertar las manos en la estación de los picos antes de buscar los animales escondidos en las diferentes texturas. Un universo propuesto por @ergomums para preparar las manos a nivel sensorial y acceder a la manipulación de herramientas cotidianas. Una vez que las manos se hayan despertado sensorialmente, se puede poner en práctica el agarre de la pinza trípode con herramientas como la pipeta o, incluso, las distintas pinzas para explorar la movilidad.

Bandeja sensorial propuesta por @ergomums, terapeuta ocupacional.

10. Puesta en escena

La madre de Christian y Gabriel, que dirige el blog «Aventure X3ordinaire» explica:

Con la bandeja de exploración, Christian y Gabriel pueden construir su propio patio de recreo y escenificar sus historias. Enriquecen su vocabulario y Christian mejora su agarre. La bandeja evolucionará a medida que ellos lo hagan: se puede llenar con diferentes materiales para practicar los trasvases, cambiar la decoración, inventar otras historias… (Aventure @X3ordinaire)

 

>> Descubre: el tablero decorativo de la sabana

11. Con elementos naturales

Recogemos elementos naturales durante nuestros paseos. Hierbas, plantas de jardín, piñas, musgo, cortezas, tierra, piedras… y luego ponemos en escena nuestras figuritas favoritas.
>> Para leer: «25 ideas educativas para hacer en el exterior»

12. Pompones atrapados en cubitos de hielo

En una pequeña bandeja colocada encima de la gran bandeja de exploración, ponemos los pompones de colores atrapados en cubitos de hielo. Les damos a los niños accesorios de motricidad fina (pinzas, un cucharón, cucharas, etc) y ¡a trabajar! Los más pequeños trasvasan y clasifican por colores. Los mayores cuentan, inventan historias y experimentan con los estados del agua.

Me gustan mucho estas bandejas porque son muy sencillas pero permiten a los niños tener mucha libertad en su «interpretación», ¡dependiendo de su edad y de sus intereses del momento! (@seveiller_simplement)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Pompones atrapados en cubitos de hielo Una bandeja con pompones atrapados en cubitos de hielo y accesorios (cucharas, cucharón pequeño, tijeras bola de @hoptoys_es, pinzas…) y ¡allá vamos! Luego cada uno va por su cuenta. El pequeño trasvasa y clasifica por colores, el mayor cuenta, inventa historias, experimenta con los estados del agua… ¡Me gustan mucho estas bandejas porque son muy sencillas pero permiten a los niños tener mucha libertad en su «interpretación», ¡dependiendo de su edad y de sus intereses del momento! #bandejasensorial #3años #16meses #montessoriathome #montessoritoddler #montessoriactivities #montessoriactivity #activitiesforkids Como siempre, la bandeja pequeña de @ikeafrance y la gran bandeja de exploración de @hoptoys_es

Una publicación compartida por France Tronel (@seveiller_simplement) el 16 de junio de 2020 a las 12:57 PDT

>> Para descubrir: actividad con hielo

13. Juegos de clasificación

En esta bandeja disponemos diferentes elementos y contenedores de distintos colores. El objetivo es colocar los elementos de cada color en el contenedor que se corresponda con su color. Una actividad de grupo que fomenta la cooperación y la ayuda mutua. Los niños desarrollan la motricidad fina, la coordinación ojo-mano, la discriminación visual…

14. Las siluetas

Dibuja con tiza la silueta de los animales, objetos o juguetes en la bandeja de exploración. Luego, pídele al niño que coloque los objetos reales sobre la silueta correspondiente, de forma que coincidan. Una idea que abre infinidad de posibilidades, ya que se puede utilizar cualquier objeto siempre que sea estable al colocarlo o tumbarlo. Puedes mezclar todo tipo de objetos o «trabajar» por categorías (animales, formas geométricas, vehículos, etc.). Se trata de un ejercicio de discriminación visual que ayudará a desarrollar la capacidad para orientarse en el espacio.

https://www.pinterest.fr/pin/546624473524603372/

15. El universo de la charca de las ranas

He aquí otro universo propuesto por Méline Dutriévoz-Boyer. Como ella explica:

Usamos bolitas de tapioca (perlas de Japón) porque aportan una textura ligeramente pegajosa. Esto es un carril de doble sentido, a algunos niños les gusta y a otros no. Es interesante incluir la tapioca cocinada de diferentes formas. En los tubos de ensayo se pueden meter las perlas crudas que parece que fueran renacuajos y que, al sumergirlas en un frasco con agua, se vuelven cada vez más viscosas. Cuando se cocinan obtienen un aspecto mucho más gelatinoso. También se incluirán unas pequeñas pinzas para poder atrapar las ranas, una bola de té, una lupa y muchas plantas recogidas del jardín. No es necesario ningún material específico.

Fotografía Méline Dutrievoz-Boyer

16. Contar historias

Creamos un universo con colores primarios utilizando el arco iris de madera multicolor y pequeños duendes para invitar a los niños a inventar historias con ellos. Los niños pueden clasificar los objetos por colores y desarrollar su capacidad de discriminación visual.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Pequeña invitación a jugar para esperar a los amigos y al sol… #LesPtitsExplorateurs

Una publicación compartida por ℯ ℯ (@_les_ptits_explorateurs_) el 3 de marzo de 2020 a las 12:39 PST

17. Pintura sobre espejo

Parte esencial de la pedagogía de Reggio, y parte esencial de las clases de preescolar, son las actividades con espejos, ya que ofrecen muchas y variadas posibilidades de descubrimiento. Aquí utilizamos un espejo para realizar una actividad de pintura. Para ello necesitarás pinceles, rodillos y pintura de dedos. Los niños podrán pintar con el material que se les ofrece pero también con sus manos para vivir una experiencia sensorial más intensa.

>> Para leer: «10 actividades con luces, espejos y colores»

18. Esconder animales en gelatina

Una variante de la bandeja de la obra. Creamos bloques de gelatina de diferentes colores utilizando colorante alimentario y luego metemos dentro minifiguritas de animales. A continuación, el niño tendrá que liberar a los animales, nombrarlos y, en el caso de los mayores, clasificarlos por categorías: mamíferos, vertebrados, insectos… Al manipular los diferentes bloques, el niño desarrollará, entre otras cosas, la agilidad de sus dedos y también enriquecerá su vocabulario.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Gelatina Tras la actividad de ayer puse la receta. Se trata de una gelatina alimenticia que se puede encontrar en la sección de pastelería con el nombre de gelatina. Ingredientes: – 500 ml de agua – 6 hojas de gelatina – Colorante alimentario – Diferentes recipientes (de silicona la próxima vez, es más fácil de desmoldar) Receta: – Poner en remojo las hojas de gelatina durante 10 minutos en agua fría – Calentar los 500 ml de agua (pero sin llegar a hervir) – Escurrir las hojas de gelatina y añadirlas al agua caliente, removiendo hasta que se disuelvan completamente – Poner la preparación en varios recipientes y añadir el color que se desee. También puse otras cosas en los contenedores como purpurina, un conejito (@schleich.france) y pompones verdes. Puse la mezcla en recipientes duros, la próxima vez los pondré en moldes de silicona para desmoldarlos más fácilmente. Finalmente se pone la mezcla en la nevera. Si se hace por la mañana estará lista por la tarde Contadme si intentáis realizar la experiencia de nuevo . . . #bebé2018 #bebéotoño #bebéniña #girl #niña #babylove #mumofone #love #amor #babylook #conjuntodeldía #look #activity #actividadbebé #gelatinalimentariacoloreada #color #colorantealimentario #experiencia #descubrimiento #sentidos #sensorial #instamoment #instapicture #instacompartir

Una publicación compartida por ℳ ℳ (@luniverse_of_myla) el 9 de abril de 2020 a las 8:56 PDT

19. El universo polar

Crea un mundo de témpanos de hielo para concienciar a tu hijo sobre el calentamiento global. Para ello, colocaremos bloques de hielo, que representarán el casquete polar que se desprende (o bloques de poliestireno), figuritas de osos polares y agua coloreada. Se invita al niño a manipular los elementos, a expresar lo que ve cuando los bloques de hielo se derriten. ¡Una introducción a través de la manipulación para explicar un fenómeno que está más de actualidad que nunca!

Y tú, ¿has usado alguna vez una bandeja de exploración con tu hijo? Te proponemos que nos envíes una foto de tu mundo más bonito e interesante ¡para usarlo aquí como la idea número 20!

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram

[instagram-feed]