El trampolín es un incondicional de las fiestas de los pueblos, las ferias y cada día más en las casas y jardines particulares. En este artículo te explicamos sus riesgos y peligros a evitar estas vacaciones.

Trampolines: la pesadilla de urgencias

El trampolín es una actividad que adoran tanto los niños como los adultos. Una manera excelente de desarrollar las habilidades motoras, la flexibilidad y el entrenamiento cardiovascular.  Sin embargo, el trampolín es de sobras conocido como la pesadilla de los médicos de urgencias y de los médicos en general. De hecho, el trampolín puede ser particularmente peligroso si no se usa en buenas condiciones.

Fracturas, heridas abiertas, traumatismos craneales, quemaduras…. Se han convertido en un clásico en urgencias pediátricas. Y todo a causa del trampolín. El trampolín significa un total de 51.000 accidentes al año en Europa. Y en la mayoría de los casos se deben principalmente a una cruel falta de seguridad y vigilancia.

Los peligros de los trampolines

El primer peligro del trampolín es su desgaste. Si no cambias su lona o red, el trampolín se desgasta, y puede ser muy peligroso saltar en él. Un agujero en  la red de seguridad y el niño pasa a través de ella….

Si el trampolín no está bien colocado, puede hacer ligeros movimientos. Debido a su pobre anclaje, los pies del trampolín pueden doblarse y perder estabilidad.

Un trampolín no está hecho de espuma. Por el contrario, tiene muelles de hierro y una estructura de acero. Si los resortes no están cubiertos, su contacto puede ser realmente violento en caso de impacto. Por lo tanto, es importante cubrirlos, pero también colocar un borde de seguridad alrededor del marco.

Además, hay algo muy importante que debe saber: cuanto más pequeño es un niño, mayor es el riesgo. Además, es preferible evitar el trampolín antes de los seis años. A esta edad, las cervicales no están completamente formadas. Como resultado, las consecuencias del trampolín en un niño que no ha completado este desarrollo son a menudo particularmente malas. Más allá de las caídas y lesiones, las vértebras cervicales del niño pueden estar simplemente menos formadas, y puede afectar a sus habilidades motoras.

Las reglas de seguridad del trampolín

Aquí tienes algunas reglas y consejos de seguridad para evitar los accidentes de tus hijos:

  • La primera regla es la vigilancia. No deje que los niños jueguen solos en el trampolín. Quédate con él, asegúrate de que todo está bien.
  • No permitas que varias personas salten en el trampolín al mismo tiempo. Al recibir varios saltos al mismo tiempo, el trampolín se daña  rápidamente.
  • Asegúrate de que el niño calienta sus articulaciones antes de divertirse saltando.
  • Limita a 15 minutos. Es una actividad particularmente extenuante, y la fatiga es un factor de riesgo.
  • Instala el trampolín en terreno plano, lejos de árboles y/o edificios. Puedes también agregar una red protectora alrededor del trampolín para evitar caídas.
  • Y, lo más importante es comprobar el estado del trampolín continuamente.

 El trampolín puede ser peligroso pero si sigues estos consejos y eres prudente los riesgos se reducen considerablemente y ¡puedes disfrutar a tope!

Responsable del contenido del blog Hop´Toys España

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram

[instagram-feed]