Sara, 8 años, es una maravillosa jovencita con Síndrome de West. Tiene una vitalidad de vivir muy comunicativa; un “rayo de luz” para sus padres.

¿Cómo organiza su día a día?

Sara va a un instituto medico educativo durante el día y vuelve a casa por la tarde. Hace sesiones de psicomotricista, de fisioterapia, de logopeda y muchas otras actividades. 

¿Qué le gusta hacer?

Sara adora comer. Para ella, la comida es un momento importante y saborea cada bocado con una sonrisa e incluso cantando a veces. Pero lo que más le gusta son las verduras verdes y es fan de las espinacas.

sara-2

¿Cosas que no le gusta hacer?

Sara detesta estar sola y no le gusta dormir. Pero adora la almohada musical

¿Aborda diferentes aprendizajes a través del juego?

Representamos las historias de los libros y jugamos mucho cocinado.

¿Qué le gustaría decir en conclusión?

Un niño es un regalo, un niño con necesidades especificas es una bendición. No dejamos que la discapacidad le robe su infancia  y apoyamos iniciativas que aporten luz a este universo que demasiado a menudo es dejado en la oscuridad. 

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Instagram